Fang Ji, Antoni Mercant y Mao Wenjin, este martes, en la Cámara. | Jaume Morey

5

La Fundación para el Intercambio entre Yiwu, el mayor mercado mayorista en China, y España presentó ayer en Palma el tren de mercancías que une semanalmente desde 2015 Madrid con Yiwu, con la finalidad de que las empresas exportadoras de Baleares se beneficien de las ventajas de este tipo de transporte.

El presidente de la fundación china, Mao Wenjin, explicó que «este nuevo puente de conexión logra llevar y traer los productos en entre 17 y 21 días, frente a los 40 días que tarda el transporte marítimo».

Incidió en el hecho de que las relaciones comerciales entre Baleares y China son muy bajas, «de ahí la potencialidad de crecimiento que existe para todos aquellos productos de calidad de las Islas. Ofrecemos a las empresas de Baleares el mercado mayorista más grande de Asia y de todo el mundo, en el que operan más de cien países».

En estos momentos las exportaciones de Baleares alcanzan los 10,4 millones, frente a los 63,4 millones de importaciones. Esto representa el 1 % de todo el comercio exterior entre España y China.

La Asociación China en Baleares y la Fundación para el Intercambio entre Yiwu y España suscribieron este martes un convenio para la promoción de productos del archipiélago en esta urbe, considerada a nivel internacional el «cesto de la compra» al por mayor de toda Asia.

El convenio fue firmado en la Cámara de Mallorca por el presidente de la fundación, Mao Wenjin, y el presidente de la asociación, Fang Ji, con el objetivo de «sentar las bases de una colaboración estratégica para desarrollar el comercio bilateral».

Mao explicó que se trata de promocionar los productos baleares en el mercado asiático y establecer en esa ciudad, situada a 300 kilómetros de Shanghai, un pabellón de exposiciones de productos y crear «la que sería la mayor plataforma de venta de artículos de Baleares en China».

El presidente de la fundación añadió que a parte del sector de la piel y el calzado «la logística del tren permite que se exporten todo tipo de productos de calidad de las Islas».

El presidente de la Cámara, Antoni Mercant, puntualizó que «todo lo que dinamice el comercio exterior balear es bienvenido. En este proyecto se pueden beneficiar muebles, productos agroalimentarios y manufacturados. Es un tipo de logística muy diferente, pero una alternativa que complementa al transporte marítimo. Ahora, para que esta iniciativa fructifique falta comercializarla y que haya un gestor que la coordine y pueda canalizarla a nivel empresarial».