El fiscal jefe de Baleares, Bartomeu Barceló. | Pere Bota

3

El fiscal jefe de Baleares, Bartomeu Barceló, ha recusado a los tres magistrados de la Sala de lo Civil y Penal del TSJB que tenían que juzgar al magistrado Miquel Florit por el 'caso Móviles'. El escrito del ministerio público considera que toda la Sala se ha visto contaminada tras tomar decisiones de fondo durante la instrucción del caso. En concreto, solicita la abstención del presidente del tribunal, Antoni Terrasa y de los magistrados Carlos Gómez y Pedro Barceló.

El tribunal ha admitido a trámite el incidente de recusación y ha iniciado los trámites para su resolución, que tendrá que ser abordada por los presidentes de las otras dos salas, la de lo Social y la de lo Contencioso Administrativo.

El juez Miquel Florit afronta un juicio en el que está acusado de un delito de prevaricación por Diario de Mallorca, Europa Press, la Agencia EFE y la Asociación de Medios de Información. Las acusaciones particulares reclaman hasta 40 años de inhabilitación para el magistrado por vulnerar el secreto profesional de tres periodistas al ordenar el acceso a su listado de llamadas y la posterior incautación de los móviles de dos de ellos. Esas pesquisas se llevaban a cabo en una investigación por revelación de secretos que derivó en la petición de imputación por parte de la Fiscalía Anticorrupción del anterior instructor del 'caso Cursach', Manuel Penalva y del fiscal Miguel Ángel Subirán.