El sector del transporte discrecional, junto a distribuidores y hoteleros, han sido los principales perjudicados por la quiebra del grupo turístico. | P. Pellicer

22

La quiebra del grupo turístico Thomas Cook ha provocado un descenso progresivo en la llegada del turismo británico y alemán a Mallorca y resto de Islas, que se acentuará a lo largo de octubre. Esta circunstancia ha motivado que las empresas del sector turístico balear estén tomando en estos momentos todo tipo de decisiones para minimizar el impacto de la quiebra y reducir los costes operativos.

La principal medida es el adelanto de la finalización de contratos laborales en el sector del transporte, hostelería y restauración, que se acortan de media un mes.

La filial mallorquina de Thomas Cook presenta concurso de acreedores

La Federación Empresarial Balear de Transportes (FEBT, que preside Rafael Roig) , indicó este viernes que en el transporte discrecional «se reducirá en breve un 15 % de la plantilla en el total de las empresas de Baleares porque se ha tomado la decisión de adelantar la finalización de contratos por la quiebra de Thomas Cook ante el descenso del volumen de actividad».

El secretario general de CCOO, José Luis García, afirmó este viernes: «Hay hoteleros están pactando en estos momentos con sus trabajadores darles vacaciones en octubre, en vez de pagárselas al final de la temporada como venía siendo habitual hasta la fecha. La situación es muy delicada y cada empresa adopta la postura que más le conviene, siempre pactando la decisión con el comité de empresa en cada establecimiento».

Directivos de Thomas Cook se llevaron seis millones de las cajas de sus hoteles en Baleares

Noticias relacionadas

García añadió que, en contrapartida, «los empresarios se comprometen a pagar las cotizaciones a la Seguridad Social para que no se vean perjudicados los trabajadores».

Las zonas en donde se está produciendo esta situación, en el caso de Mallorca son Cala Millor, la Platja de Palma, Alcúdia-Can Picafort, Cala d’Or, Capdepera, Platja de Muro y zonas de Calvià.

Los sindicatos, asimismo, anuncian que el sector de la restauración será uno de los más afectados por la caída de la demanda, «por lo que nos tememos lo peor a nivel laboral», indicó García.

Miguel Fluxá: «La quiebra de Thomas Cook era inevitable, pero que siga Condor es una salvación»

La presidenta de la Asociación Hotelera de la Platja de Palma, Isabel Vidal, dio a conocer este viernes que los impagados de Thomas Cook en esta zona ascienden a los diez millones, «pero está cifra irá incrementándose a medida que nos faciliten más datos los asociados. En la Platja de Palma el 60 % de los hoteles trabajaba con Thomas Cook».

Tras la presentación de la quiebra en Londres este lunes, ya se ha nombrado al liquidador del proceso, así como a KPMG Special Managers y AlixPartners como administradores concursales. A partir de ahora, todas las empresas afectadas de Baleares tienen que comunicar a la mayor brevedad los impagos bien documentados.