El presidente del grupo Iberostar explica por qué se ha producido la quiebra del touroperador Thomas Cook. | T. Ayuga

34

El presidente del grupo Iberostar, Miguel Fluxá, es sin duda alguna el empresario que mejor conoce la trayectoria de Thomas Cook y sus filiales. Hace más de 50 años que colabora con sus touroperadores, de ahí que sea la persona adecuada para analizar todo lo que ha pasado con la quiebra de este grupo.

¿Qué ha pasado para que este gigante turístico tomara la decisión de quebrar?
- La entrada de internet y de nuevos jugadores en el panorama turístico, como las aerolíneas low cost en avión y las comercializadoras on line, ha provocado un cambio radical en la industria turística. Hay empresas que se han adaptado a esta situación y otras no. Thomas Cook, con una estructura demasiado cara, tenía que competir con precios agresivos con estos nuevos actores (Expedia, Booking, etc). A esto hay que sumar que se han producido ciertos errores en el enfoque de algunas empresas del grupo, como su compañía hotelera, con el resultado final que todos conocemos. Y hay que sumar también que no ha sabido reducir sus costes y que los ingresos no han respondido a las expectativas. No han salido las cuentas y las matemáticas, como siempre, mandan.

Hoteleros y empresas distribuidoras reclamarán judicialmente los impagos

¿Se podría haber evitado el cese de operaciones?
- La quiebra se podría haber evitado, aunque era inevitable. El domingo pasado un grupo de empresarios de Baleares intentamos salvar la situación y llamamos a todas las cadenas que operan con Thomas Cook, empresas de gran tamaño turísticas y grandes hoteleros del resto del país. En un día conseguimos captar la aprobación de 100 millones de libras para que fueran pasados de deuda a acciones de Thomas Cook, que es lo que nos pedía el CEO de la compañía, Peter Fankhauser. Pero los bancos exigían en total 200 millones de libras, entre ellos el Royal Bank of Scotland y el Midland Bank. Todo iba bien encaminado y, además, estábamos en contacto directo con el conseller de Turismo Iago Negueruela. Todo esto se truncó cuando el Gobierno británico no apoyó nuestra propuesta. El proceso se podría haber evitado, pero el primer ministro británico, Boris Johnson, truncó la operación canalizada desde Baleares».

¿Qué puede pasar ahora?
- Cuando el holding de empresas quiebra, lo hace también el resto de filiales. Aquí, como en cualquier operación financiera, la postura de los acreedores es clave. Pase lo que pase, en mi opinión, la quiebra de Thomas Cook se podía haber evitado, pero que siga en activo la aerolínea Condor es una salvación para Baleares, el resto de destinos vacacionales españoles y del Caribe. Si tienes asientos de avión, tienes clientes; de ahí que sea vital para un destino vacacional como Baleares mantener la conectividad aérea.

Trabajadores de Thomas Cook: «Nos sentimos abandonados por el Govern»

¿Se podrán recuperar los turistas perdidos de este grupo empresarial?
- Los turistas cuando quieren ir a un destino buscan siempre un canal de comercialización. El problema es el corto plazo, porque a largo se podrá reestructurar toda la planificación de vuelos que se ha perdido. Si mantenemos la calidad, los turistas regresarán a Baleares. La solución de la crisis es luchar por lo que tenemos, más aún cuando se ha salvado Condor. Si hay asientos de avión tienes clientes, de ahí que para mí es vital que se haya salvado Condor de esta debacle.

¿Cómo afectará a las Islas a corto plazo?
- El principal problema es octubre, pero Mallorca tiene una amplia conectividad aérea que hará que sea uno de los destinos que no sufra tanto. Insisto en que mientras Condor siga en activo se paliarán los efectos de la quiebra.

Baleares pide ayuda tras la quiebra de Thomas Cook

Noticias relacionadas

¿Qué pasará con los pequeños y medianos hoteleros de las Islas?
- Tengo una preocupación importante con los hoteles pequeños que han trabajado históricamente con Thomas Cook, que son los que van a tener serios problemas. El Gobierno debe centrarse en apoyar a estas empresas para poder suavizar este tipo de problemas, porque ello asegurará puestos de trabajo y continuidad de las empresas.

¿Cómo valora la actitud del Govern y de la ministra Maroto?
- A nivel local, el conseller Iago Negueruela ha ayudado mucho y la ministra de Turismo en funciones, Reyes Maroto, siempre ha estado predispuesta a tomar las decisiones necesarias. En un caso de estas características no se trata de si eres de derechas o de izquierdas, sino de ayudar a salvar una situación y ambos lo han hecho.

A la calle por no pagar toda la estancia en el hotel de Magaluf

¿Qué opina de que haya fondos de inversión que estén interesados en adquirir activos hoteleros propiedad de Thomas Cook?
- Es pronto para actuar porque no se tienen las cifras del volumen total de la deuda del grupo. Hasta que no se clarifique esta cuestión este tipo de operaciones de compraventa quedan en suspenso.

¿Cómo debe actuar un destino turístico ante una quiebra de estas características?
- Lo que hay que evitar es el pánico y seguir apostando por la calidad. No debemos dejar llevarnos por el pesimismo porque en Baleares y resto de destinos españoles tenemos una industria turística de primera división. Si hacemos lo contrario cometeríamos un gravísimo error. El turista que venía hasta la fecha con Thomas Cook vendrá con otro operador, por lo que no hay que desesperar y tener serenidad en estos momentos tan complicados.

¿Se puede sobrellevar esta crisis coyuntural?
- Las empresas estaban descapitalizadas en las anteriores crisis, pero en los años de bonanza han logrado variar esta tendencia. Lo que sí puedo asegurar es que en los últimos veinte años, cuando se ha producido una crisis similar a ésta, los turistas han vuelto. Estamos en el mejor negocio posible.

¿Cómo tienen que actuar los trabajadores de hostelería?
- Soy muy sensible a los temas humanitarios y en el último convenio de hostelería luché para que se incrementarán las condiciones salariales a los trabajadores. Me gustaría apelar al colectivo de hostelería para que haga un esfuerzo extra para que el cliente de Thomas Cook se vaya contento. Lo que tenemos que hacer es sumar y no restar, porque nos jugamos todos mucho.

¿Qué opina de las campañas antiturísticas?
- Son un colectivo minoritario, pero las administraciones deberían actuar proactivamente. La riqueza actual viene del turismo y de unos empresarios que trabajan y reinvierten. La sociedad debería valorar este esfuerzo.