Cartel de la convocatoria de huelga para este 27 de septiembre.

27

Los jóvenes, y no tan jóvenes, calientan ya motores en España para la huelga estudiantil y de consumo contra la crisis climática convocada para este viernes 27 de septiembre -una semana después que en el resto del mundo- con el objetivo de sumar apoyos de sindicatos y organizaciones ambientales.

Las redes sociales se han convertido en un hervidero de mensajes por parte de adolescentes, activistas medioambientales, sindicatos y todo tipo de ciudadanos -con etiquetas en Twitter como #EmergenciaClimatica27S, #EmergenciaClimatica o #HuelgaMundialPorElClima- animando a participar en esta huelga el viernes.

El Govern pone en marcha la declaración de emergencia climática en Baleares

Hasta el momento, alrededor de un centenar de manifestaciones han sido convocadas en las principales ciudades españolas, en el marco de una semana de movilizaciones de los jóvenes contra la crisis climática a nivel mundial que culmina este próximo viernes.

Noticias relacionadas

En Madrid, cuya manifestación se prevé de las más multitudinarias, los asistentes partirán desde la estación de Atocha hasta la Puerta del Sol a partir de las 18 horas, mientras que en Barcelona la marcha discurrirá desde Els Jardinets de Gracia, hasta la Plaza de Cataluña, según las organizaciones convocantes encabezadas por el movimiento Fridays For Future (FFF).

27S: ¿Cuáles son los motivos de la huelga?

El ejemplo de la adolescente sueca Greta Thunberg con sus conocidas protestas ante el Parlamento de su país desde 2018 ha inspirado a millones de jóvenes con manifestaciones como las del pasado viernes en todo el mundo para defender el clima y el futuro del planeta.

La huelga del 27 de septiembre en España cuenta con el apoyo de 300 organizaciones, adheridas además al manifiesto en defensa del futuro del planeta -al que se han sumado asimismo casi un centenar de escritores españoles y de habla hispana- y cuyo texto vincula la crisis climática al actual modelo de producción y de consumo inapropiados.