Rectores y vicerrectores, este viernes en sa Riera. | A. COSTA / UIB

7

Los rectores del llamado G-9 (grupo de universidades públicas únicas en sus comunidades autónomas) expresaron este viernes en Palma, a través de su presidente, el rector de la UIB, Llorenç Huguet, su preocupación e inquietud por la falta de Presupuestos Generales del Estado y la parálisis legislativa como consecuencia de la prolongada situación de Gobierno en funciones y la convocatoria de elecciones generales.

Huguet señaló que «no hay Gobierno y eso tiene una implicación directa en la legislación universitaria: se aplazan la necesaria ley estatal de universidades y el estatuto del personal docente e investigador».

El presidente del G-9 añadió que «con unos Presupuestos Generales del Estado prorrogados en España se perjudica a los presupuestos autonómicos y ello afecta a las universidades públicas».

Llorenç Huguet también se refirió a que el Gobierno tampoco ha resuelto la cuestión de la mejora retributiva y laboral, en forma de cotización, de los jóvenes investigadores: «Lo que ha hecho el Gobierno es legislar y luego no responsabilizarse económicamente de la mejora, dejándola en manos de las universidades».

Otra cuestión abordada por los rectores es la obligación de fichar por parte del personal universitario. Al respecto, tanto el G9 como la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas consideran que la investigación no debe ser materia de control, pero sí la docencia. De esta manera, se controla el cumplimiento del servicio docente que se presta al alumnado.

El G-9 está compuesto por las universidades de Cantabria, Castilla-La Mancha, Extremadura, La Rioja, Oviedo, País Vasco, Navarra, Zaragoza e Illes Balears. Este viernes, el G-9 firmó en Palma un convenio de colaboración con la Universidad de Burgos en materia de campus digital.