Manresa, este jueves durante su comparecencia. | Parlament balear

27

El director general de IB3, Andreu Manresa, aludió este jueves por primera vez a la marcha de periodistas del ente, en su mayoría de la empresa Liquid Media, que tiene la contrata de informativos.

Manresa –en una conversación con este diario previa a su comparecencia ante la comisión parlamentaria de control de ente– dijo que le «sabe mal» que se vayan los periodistas pues son el principal capital de la televisión pública. Aseguró que «antes, en el pasado   (se refería sin citarla a la época del PP ), hubo un cierto desembarco de paracaidistas y nos mandaban jefes de prensa; ahora exportamos talento».

Manresa sigue pensado que la no internalización de los informativos (una reivindicación del mundo periodístico) es «una anomalía de origen».

Noticias relacionadas

En su comparecencia, Manresa también fue preguntado por este asunto (la internalización) y dijo que es una decisión «de una magnitud que ultrapasa una opinión personal», ya que «es una decisión política con una dimensión laboral, económica y social».

El director general, al que le quedan dos años de mandato, recordó que IB3 tiene en plantilla a un total de 115 trabajadores que, sumando los 200 que tiene la empresa contratista de informativos y otros, ascenderían a 350 personas con la internalización, y que ésta «no sería una subrogación automática», pues que habría que convocar procesos de selección.

Los partidos que firmaron el acuerdo para gobernar en Baleares no incluyeron en el mismo ninguna referencia a la internalización de informativos. Manresa dijo ante la comisión de control que la «posición final» sobre la internalización se tomará «el día en que el Govern nos asigne el tamaño económico y laboral».

Manresa entiende que el presupuesto ideal de IB3 sería 50 millones pero intentará conseguir 40 para 2020. El contrato con Liquid termina en febrero.