Pablo Escribá, a la derecha, con Derek Hanson, investigador principal del estudio clínico en Estados Unidos.

19

El Minerval, medicamento en fase de pruebas clínicas desarrollado por la empresa Laminar Pharmaceuticals, al frente de la cual está Pablo Escribá, catedrático de Biología e investigador de la UIB, ha obtenido de una ronda de financiación (crowdfunding) iniciada el pasado julio casi 1,5 millones de euros de un total de 535 inversores. El objetivo es llegar a 1,6 millones de euros y Escribá señala que «ya tenemos prácticamente asegurados otros 270.000 euros, por lo que el reto se habrá conseguido. Además, por ley, estas rondas de financiación no pueden superar los 2 millones de euros».

Este proyecto de crowdfunding recibe el nombre de The Win-Win Project, en referencia a que, según los promotores, el participante tiene garantizada su inversión y a la vez puede ayudar a que los demás ganen salud.

Paralelamente, Laminar ha firmado un acuerdo con el Hospital de Hackensack (New Jersey) y el Dana-Farber Cancer Institute (Boston) para iniciar un estudio clínico en niños con cánceres neurológicos que no responden a tratamientos convencionales. Ambos centros gozan de prestigio en investigación y atención hospitalaria.

Laminar ha obtenido una importante financiación desde su creación en 2006 como una spin-off (empresa derivada) académica para desarrollar comercialmente nuevos conocimientos y aplicaciones científicas generadas por investigadores de la UIB.

Así, en los últimos años, Laminar ha obtenido 6 millones de euros de la Unión Europea, 3 millones de euros de inversores privados, medio millón del Govern y es previsible que alcance los 1,7 millones con la mencionada ronda de financiación. Es decir, habrá alcanzado los 11,2 millones, si bien Pablo Escribá indica que «quedarían otros 8 millones de euros para poder realizar todas las investigaciones y los estudios que pretendemos, que resultan muy caros».

Laminar es responsable del 8% de los desarrollos de nuevos fármacos en España, según los listados de la Asociación Española de Empresas de Biotecnología.

Escribá muestra su confianza «en un producto muy eficaz y muy seguro, sin efectos adversos. Resulta muy significativo que el doctor Derek Hanson, del Hospital Hackensack, sea el investigador principal del estudio clínico. En Estados Unidos, el Minerval es el medicamento de referencia para niños con cáncer y en Europa lo es para los tumores cerebrales. Estamos en la cresta».

La comercialización del Minerval fue objeto de una causa judicial que acabó archivada, aunque la Conselleria de Salut sí sancionó a Escribá con 600.000 euros por practicar una venta no autorizada. La sanción ha sido recurrida ante el Tribunal Superior.

Con estos precedentes, el Minerval no será el nombre comercial del que aspira a ser un medicamento innovador en la lucha contra el cáncer. De momento, su nombre clínico es LP561 y podría comercializarse en tres o cuatro años. Laminar tiene prevista su salida a Bolsa en 2020.