La consellera de Salut, Patricia Gómez, este miércoles en el Parlament. FOTO: BOTA | Pere Bota

11

Los médicos de los centros de salud tendrán acceso a todo el catálogo de pruebas diagnósticas realizadas a los pacientes, lo que incrementará la capacidad de resolución de los problemas sanitarios en Atención Primaria. Y es que, precisamente, esta legislatura quiere ser la que impulse la medicina de familia, según explicó este miércoles en comisión parlamentaria, la consellera Patricia Gómez.

«Los centros de salud son una cuestión de modelo para ser eficientes a medio y largo plazo», defendió la titular de la cartera ante la representante del grupo popular, Margalida Durán.

Patricia Gómez desgranó las líneas estratégicas a seguir durante los próximos cuatro años en materia de sanidad anunciando ya dos leyes inminentes, la de adicciones y la de consumo que «ya cuenta con el acuerdo del tejido asociativo y empresarial» y en breve comenzará a tramitarse.

Gómez aseguró que se seguirá trabajando en la reducción de listas de espera así como en nuevas prestaciones. «Crearemos un comité de terapias celulares y medicina regenerativa para que Son Espases sea un referente nacional», desveló. Además, recordó que está previsto implantar el transplante hepático en el hospital de referencia y la hemodinámica en Can Misses de Ibiza.

Ante las preguntas de los grupos de la oposición, la consellera de Salut reconoció haber tenido «problemas» en la implantación del cribaje de cáncer de colón que se aplica a un 30 % de la población diana. «Invertiremos en tecnología para implantarlo de forma más rápida y poner otros programas en marcha», aseguró.

Además defendió que esta legislatura no se harán ningún tipo de recortes sino que se será más eficiente con la facturación a terceros, la central de compra o el mismo modelo sanitario.

Durante la comparecencia, la consellera Gómez se emocionó al recordar el trabajo en curas paliativas y la comisión ética realizado por la doctora Magdalena Socias, recientemente fallecida.