Paula Rotger. | M. À. Cañellas

125

Paula Rotger, la empleada de Son Sant Joan que denunció que había sido víctima de una discriminación lingüística tras dirigirse en catalán a la Guardia Civil, no podrá trabajar en el aeropuerto hasta el 12 de octubre. La Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) notificó este miércoles a la empresa que emplea a Paula Rotger que le retiraba la acreditación que le permite trabajar en el recinto aeroportuario hasta el 12 de octubre.

Según consta en la escrito de sanción, Rotger «incumplió» el Programa Nacional de Seguridad (concretamente, la instrucción de seguridad SA-7) y le indica que debe entregar dicha acreditación en la Oficina de Seguridad de Son Sant Joan. Transcurridos 30 días podrá volver a recogerla.

Rotger siempre ha mantenido que fue víctima de una discriminación lingüística. Que se dirigió en lengua catalana a la Guardia Civil al pasar un control de seguridad y que un agente le espetó que «a la autoridad se le habla en castellano». No obstante, desde el Estado –la Guardia Civil y el delegado del Gobierno en Baleares– lo niegan y aseguran que Rotger trató de saltarse el control.

Noticias relacionadas

Rotger explicó que recurrirá la sanción a través del sindicato al que está afiliada y que no piensa quedarse con las manos cruzadas.