La Conselleria de Medi Ambient considera que la continuidad ecológica entre el ámbito anterior y el ampliado del Parc Nacional de Cabrera justifica una sola gestión que la ley estatal permite, en estos casos, a la Administración autonómica. | ARCHIVO

6

No hay acuerdo. Y, lo que es peor, no hay visos de un acuerdo próximo. La reunión de este miércoles en Madrid entre el conseller de Medi Ambient i Territori, Miquel Mir, y el director general d’Espais Naturals i Biodiversitat, Llorenç Mas, con el secretario de Estado de Medio Ambiente en funciones, Hugo Morán, concluyó sin ningún tipo de concordancia sobre a quién corresponde la gestión de la ampliación del Parc Nacional de Cabrera.

Como se recordará, el parque nacional ha incrementado recientemente su superficie en 80.000 hectáreas marinas, que se suman a las 10.000 anteriores de ámbito marítimo-terrestre. Lo que era una buena noticia desde el punto de vista conservacionista ha derivado en un conflicto entre ambas administraciones que ya ha llegado a los tribunales. El Ministerio de Transición Ecológica reclama que el área ampliada corresponde a aguas exteriores y, por tanto, es competencia del Gobierno central. Ante esta posición, el Govern ha presentado un recurso ante el Tribunal Supremo. La Conselleria de Medi Ambient i Territori alega que la propia ley estatal de Biodiversidad prevé que las comunidades autónomas puedan gestionar las aguas exteriores si existe una continuidad ecológica.

Según Llorenç Mas, «para nosotros es muy clara y evidente la continuidad ecológica, pero el ministerio la niega. Defendemos una gestión unitaria, pero el ministerio propone dos gestiones por separado, aunque colaborando entre ellas. Dos gestiones nos parecen un despilfarro de recursos públicos y, desde luego, una solución muy poco práctica y eficiente».

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, saludó a los representantes de Baleares al inicio de la reunión, pero no estuvo presente en la misma. El director general señaló que «el trato es cordial entre ambas partes, pero no podemos evitar nuestra desconfianza hacia el ministerio por sus actuaciones. Entiendo que el recurso que hemos presentado les haya creado malestar, pero no vamos a renunciar a nuestras reivindicaciones y esperamos una nueva reunión».

Dos tramitaciones

El director general d’Espais Naturals i Biodiversitat, Llorenç Mas, destacó que «ahora mismo es pronto para saber si alguien que quiera realizar una actividad en los dos ámbitos del parque nacional, el anterior y el ampliado, tendrá que tramitar dos solicitudes. En la situación actual de desacuerdo, y con dos gestiones diferentes, tendría que ser así, pero esperamos no tener que llegar a ello. Sin un acuerdo, podría llegar a ser una consecuencia de las dos gestiones diferenciadas».