Actualmente, estas aguas no se aprovechan y el objetivo del Govern es realizar las actuaciones necesarias para que no se derroche agua. | Govern de les Illes Balears

8

El Consell de Govern ha autorizado este viernes una inversión de 2.075.347 euros, procedentes de la recaudación del Impuesto de Turismo Sostenible, para construir una balsa de riego que permita reaprovechar aguas regeneradas en Porreres, ha anunciado la portavoz, Pilar Costa.

El dinero procederá de la recaudación del ITS de 2018, y destinará a financiar la primera fase de construcción de la balsa, unas obras que se prevé que durarán nueve meses, ha detallado Costa en la rueda de prensa posterior al Consell de Govern.

El objetivo es «regenerar y aprovechar las aguas producidas en la depuradora de aguas residuales, para riego agrícola», ha explicado Costa, quien ha precisado que ese agua deberá recibir un tratamiento terciario para que pueda usarla la comunidad de regantes de Porreres.

El proyecto se desarrollará en dos fases: una primera de construcción de la balsa de riego, con elementos de seguridad y control incluidos, y una segunda que contempla destinar 6 millones de euros más para las obras de captación y la estación de bombeo en la depuradora, la cañería de impulsión hacia la balsa y la red de riego hasta las parcelas, que empezará una vez finalice la primera, autorizada este viernes.

La empresa Tragsa ejecutará la primera fase de construcción. El proyecto se sitúa íntegramente dentro del término municipal de Porreres.

Actualmente, estas aguas no se aprovechan y el objetivo del Govern es realizar las actuaciones necesarias para que no se derroche agua, especialmente en un contexto en que hay carencia de lluvias y para poder hacer frente a los efectos de la sequía.

El pasado 18 de junio de 2019, la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca inició la tramitación del expediente de este proyecto. Ahora, el Consell de Govern ha autorizado el gasto, un paso necesario, ya que se trata de un gasto superior a 500.000 euros.