Las autoridades que asistieron a la celebración del aniversario. | T. Ayuga

10

«Despertar, abrir los ojos y jugar con la lluvia (...) volver a reír otra vez y ser yo en cada momento». Éste es un fragmento de la canción Canvi que compuso e interpretó Toni Pascual. Él, un exusuario, fue el encargado de iniciar sobre el escenario la celebración del 32 aniversario de Projecte Home Balears que este año ha girado entorno al título y esencia de esta canción, el cambio.

Unas mil personas le escucharon cantar el proceso que le llevó a «volver a sentir que estoy vivo otra vez». Entre el público hubo anfitriones y terapeutas, representantes de la administración pública, familiares y «los verdaderos protagonistas», las personas que decidieron que tenían que cambiar y tomaron las riendas de su vida.

Ta290819333-10.jpg

«Estamos aquí para celebrar un recorrido de personas que han querido ser mejores porque tenemos derecho a cambiar», defendió el presidente ejecutivo de Projecte Home, Jesús Mullor, quien dio la bienvenida a los presentes. «No es justo que nos juzguen por errores del pasado, tenemos derecho a rectificar», añadió. Mullor pidió al público que se centre en quién es ahora y recordó a los usuarios que «la adicción no es crónica, se supera».

Para dar cuenta de ello el presentador del acto explicó su propia experiencia. Marc Moranto recibió el alta terapéutica del programa Ítaca y subió al escenario para contarlo. Sin embargo, recordó, «la sociedad es dura cuando salimos de aquí». Moranto criticó a una sociedad que «ve normal el consumo de drogas y alcohol pero le parece raro que lo quieras dejar».

La actuación central se llamó Testimonis. Eran los de Gori, Sonia, Manuel, Natalia, Carles, Miquel, Josep, Esteve, Guillem, Miquel y Xisco que escribieron e interpretaron un texto de tres escenas: Qui era, qui som, qui vull ser. «Acepto las dificultades, acepto mis errores y aceptándome a mí mismo he aprendido también a quererme», rezó.

El presidente de la Fundación de Projecte Home Balears, Tomeu Català, dirigió las últimas palabras al público. «Éstas no son historias para quedar bien, son verdad. Aquí no filosofamos, damos la oportunidad para el cambio», dijo.

Català puso en marcha esta organización en el año 1987 para dedicarse a la prevención, la terapia y rehabilitación de las drogodependencias. Sin embargo, «ojalá llegue un momento en que Projecte Home no sea necesario», dijo. «Que la adicción no sea una excusa para escapar de la propia vida».

Ilustres invitados

En esta ocasión, no acudió la reina Sofía, pero sí repitió una amplia representación del Govern balear. Además de los consellers Patricia Gómez, Fina Santiago o Juan Pedro Yllanes, también asistió el alcalde de Palma, José Hila, y Catalina Cladera, presidenta del Consell. No se lo perdió el delegado del Gobierno en funciones, Ramon Morey; el Bisbe de Mallorca, Sebastià Taltavull, o el presidente de la Audiencia Provincial de Baleares, Diego Gómez.