Un vehículo, pasando la revisión de la ITV en Mallorca.

25

A finales de julio, cuando la lista de espera para conseguir una cita para la ITV alcanzaba los cuatro meses, la presidenta del Consell compareció públicamente junto al conseller de Mobilitat, Iván Sevillano, para anunciar una serie de medidas que debían solucionar, cuando menos provisionalmente, el problema. Y ciertamente, se liberaron más de 15.000 reservas, pero el servicio continúa generando contrariedades, tal y como confirman numerosos conductores.

El principal problema continúa siendo el tiempo de espera, que ahora es arbitrario e imprevisible. Un conductor informó a este periódico de que este miércoles mismo solicitó cita porque debía superar la ITV en noviembre y que en la estación de Son Castelló solo quedaban reservas a partir del 17 de diciembre y en Son Oms a partir del año que viene.

No obstante, otro chófer pidió cita también esta misma semana y se la dieron para el 20 de noviembre. Y otro lector de Ultima Hora aseguraba que el martes trató de hacer una reserva y que había huecos libres para el miércoles. «Mi consejo es que vayáis mirando todos los días en la web y seguramente tengáis suerte», añadía este lector.

¿Cómo se explica esta arbitrariedad? El conseller Sevillano ha dicho varias veces que van introduciendo citas libres en el sistema de reservas a medida que detectan que alguna está duplicada o que no cumple con las nuevas reglas para combatir su venta. Es decir, que desde el Consell parecen confirmar que esta arbitrariedad se puede dar.

Noticias relacionadas

Se dan otras paradojas. Una conductora trató este miércoles también de tramitar una reserva para enero, que es el mes en que su coche debe superar la ITV y no había citas disponibles. Sí las había para mediados de diciembre, pero ninguna para enero.
Las reservas de cita por teléfono tampoco funcionan mi mucho menos de forma óptima. Otra conductora llamó hasta seis veces para cancelar una cita que le habían dado para noviembre pero no pudo hacerlo porque, tras esperarse una quincena de minutos, nadie llegó a cogerle el teléfono. Presumiblemente, al no poder anularla, esta reserva se desaprovechará.

Otras personas confirman los problemas para hacer reservas por teléfono. «Es casi imposible contactar con ellos. Llamas día sí y día no y cuando después de una hora te cogen el teléfono resultan que ya no les quedan citas. Es una vergüenza».

Talleres

Por contra, la patronal de talleres ASEMA, que la semana pasada logró que el Consell le adjudicara 290 citas semanales sin necesidad de introducir previamente la matrícula del coche a inspeccionar, asegura que «de momento» la reforma del sistema les ha satisfecho. «De momento no hay problemas. Disponemos de estas 290 citas a la semana y nos bastan, pero estamos a mediados de agosto y hay talleres cerrados por vacaciones. Habrá que ver si las 290 citas también son suficientes entonces», manifestó el presidente de la entidad, Joan Crespí.

El conseller recuerda que «ya dijimos en julio, cuando anunciamos las reformas, que las medidas no eran la solución definitiva al problema, que solo buscaban reducir la larga lista de espera que había entonces. Y creo que lo conseguimos, puesto que muchos conductores pudieron adelantar su cita. La solución definitiva vendrá con la apertura de una nueva estación y otras medidas que estamos estudiando».