Francina Armengol y Fina Santiago con los portavoces de la Plataforma Les Balears Acollim. | CAIB

88

La consellera de Asuntos Sociales y Deportes, Fina Santiago, ha realizado este miércoles una valoración del dispositivo, «puntual y ya desactivado», del Govern balear en la crisis del Open Arms. Santiago, que se ha reunido con los portavoces de la plataforma Les Balears Acogim junto a la presidenta del Govern, Francina Armengol, ha subrayado que dicho dispositivo «demuestra que hemos podido reaccionar aún siendo una comunidad pequeña».

Ante los medios de comunicación, Santiago ha reconocido que la decisión de la Fiscalía italiana sentará un precedente para que ahora puedan atracar en puerto seguro.

La consellera de Asuntos Sociales, no obstante, ha criticado la tardanza del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en reaccionar ante este asunto y también su «actitud laxa» a la hora de liderar la acción europea. En este sentido también ha dicho que Italia «no se puede desentender de sus compromisos internacionales» y ha instado a la Unión Europea a que «resuelva este reto que tienen en materia de inmigración».

Noticias relacionadas

Santiago ha indicado que los inmigrantes del Open Arms serán redistribuidos a varios países de Europa y que, por su parte, España recibirá a 15. La consellera cree que llegarán a Madrid y de la capital se redistribuirán al conjunto del país. Según ha explicado, el Gobierno central se está encargando de analizar dónde hay más plazas vacantes en refugios y albergues de todo el estado, pero en el caso de las Islas, ha asegurado que los dos albergues con 70 plazas están «ocupados».

La decisión que se ha tomado con el Open Arms, según ha explicado, se puede aplicar al barco 'Ocean Viking' que se encuentra cerca de Italia y Malta con más de 360 inmigrantes. La consellera ha insistido en la obligación de que «todos los estados miembros de Europa tienen que llegar a un compromiso de redistribución equitativo de estas personas», así como «ayudar económicamente a los puertos más afectados».

Los migrantes del Open Arms desembarcaron la pasada madrugada en Lampedusa. Según ha confirmado este miércoles la Comisión Europa, serán distribuidos entre España y otros cuatro países.