Miquel Garau, coach medioambiental: «Me duele ver que tenemos las playas como un cenicero»

| | Palma |

Valorar:

El fundador de ‘No más colillas en el suelo Mallorca’ explica la recogida que se está llevando a cabo y que finalizará el día 22 haciendo ‘Muntanya de sa Vergonya’.

15-08-2019 | Jaume Morey

Miquel Garau (Palma, 1985) es coach medioambiental, entrenador personal y licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Además, es el impulsor de No más colillas en el suelo Mallorca, una plataforma que busca concienciar a la sociedad sobre los problemas que sufre el medioambiente por desechar mal los cigarrillos. Desde el pasado lunes día 12 ha organizado diferentes recogidas de colillas en playas y calas para hacer la Muntanya de sa Vergonya –una montaña de colillas. Los actos finalizarán el próximo día 22, a las 18 horas, en Can Pere Antoni.

¿Cuándo empezó con este proyecto?
—El 10 de octubre de 2016. Estaba viviendo en Barcelona donde estudiaba la carrera. Ya llevaba un año obsesionado con las colillas, y me fijaba en que todos los fumadores, y si no todos el 99 %, tiraban las colillas al suelo. En ese momento veía vídeos de YouTube de crecimiento personal y trabajaba ocho horas como entrenador personal. Así que pensé ¿y si trabajo una hora más al día por algo que no sea por dinero? Ese día, el 10 de octubre de 2016, iba con la moto y un fumador tiró una colilla por la ventanilla y me pegó en el casco, así que decidí montar la página de Facebook de No más colillas en el suelo Mallorca.

¿Era una página de difusión, o ya tenía claro que sería algo más?
—Yo soy un doer, un hacedor, y si pienso algo lo hago. Por eso creo que es importante mirar de forma más global y a la que tengas energía hacer algo, al final lo que se busca es inspirar a la gente.

¿Desde cuándo siente esa energía para ayudar a las personas?
—A partir de 2012 tuve la oportunidad de convivir con una mujer que era coach. Yo no sabía que era el coaching pero como entrenador personal me interesaba mucho. Así me di cuenta de que lo que una persona hace depende de sus ideas y sus pensamientos. Y creo mucho en elaborar un entorno para que el éxito sea inevitable, y después mirar a la luz de las personas y no a la sombra para empoderarla y que hagan cambios.

¿Lo de coach medioambiental viene de ahí?
—Sí, primero lo empecé a aplicar con mis alumnos de entrenamiento personal y funcionó muy bien, así que lo trasladé al medioambiente. Creo un entorno positivo para que hagamos amigos en el camino, porque así nos organizamos mejor. Yo amo el medioambiente desde hace unos años, antes apenas existía para mí. Pero he nacido en Mallorca y amo las playas y las calas, y me duele en el alma ver que tenemos las playas como un cenicero.

¿Cuánta gente ha llegado a su movimiento?
—Desde esa colilla en mi casco en Barcelona ha crecido mucho y ya tenemos más de 20 embajadores por todo el mundo, y muchísima gente se ha sumado a las recogidas. Yo estoy encantado de que la gente se sume a la causa y de darles todos los trucos.

¿Cuando comenzó las campañas?
—Este es el tercer año. El primer verano recogimos 61.000 colillas en 60 playas y calas, el segundo 102.000 colillas en 83 playas y calas, y este es el tercero. Pretendemos recoger otras 100.000 en los diez días que dura la actividad en diferentes playas de Mallorca. Con las colillas que recojamos y que traiga la gente, unidas a las del año pasado, el próximo día 22 a las 18 horas haremos una gran Muntanya de sa Vergonya en la que esperamos concienciar a millones de personas.

¿Cuál cree que sería la manera de atajar el problema de las colillas?
—Sin sanción no hay solución, así que creo que deberían empezar a multar a quien las tire al suelo.

¿Qué diría a la gente que quiera concienciar sobre el problema?
—Que se vayan a la playa con un cartel y antes de bañarse recojan colillas. Así tienes una misión, y las personas comienzan a reaccionar. La gente tiene ganas de hacer cosas, solo hay que tocar la tecla idónea.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 4

Gaspar
Hace un mes

En la sucursal de correos con acceso por la calle Del Port de Cariño todos los días los trabajadores salen a fumar y dejan la calle llena de colillas. Vaya ejemplo, no!

Valoración:1menosmas

Mercedes
Hace un mes

No se trata de playa sin humos .si no que no tiren las colillas al suelo .hoy dos guiris mallorcitas de unos 60 años o más en cala estancia ya se prohíbe fumar y fumaban y colilla y ceniza a la arena .flipaba .en tres horas las dos conté como 31 cigarros encendían uno apagaban otro vale no estoy en contra del tabaco al aire libre se puede fumar pero las colillas en la arena no por favor

Valoración:2menosmas

Jujo
Hace un mes

Soy fumador y llevo mi cenicero a la playa. Es lo de siempre, la falta de civismo y respeto a los demás. A las colillas les podemos sumar la gente que va con el perro, con la radio a todo volumen, etc. Los que sacan el perro a hacer sus necesidades en la calle, los que sacuden la alfombra desde el balcón, y muchos mas. La solución es fácil, darse una vuelta por las playas con un bloc de multas, y, todo aquel que tire una colilla, que este con el perro, con la radio a todo volumen, etc. multa de 1000€. Ah, y a los intolerantes , que se ve que les gustaría fusilar a los fumadores y que todo lo arreglan prohibiendo... recuerdo una época, hace unos 50 años donde un señor bajito prohibía mucho, no será que lo añoran??

Valoración:2menosmas

rafa
Hace un mes

playas sin humos

Valoración:7menosmas

Claro que sí, guapi
Hace un mes

El tema ese del "coaching" se nos está yendo de las manos.

Valoración:-1menosmas

toni
Hace un mes

Tiene toda la razon, estan todas hechas un asco.

Valoración:14menosmas

Tocanassos
Hace un mes

I sanitaris fumant a zones restringides del seu propi centre. El c.s. d' Emili Darder per exemple, amb caramulls de llosques dins el pati de pacients i bates blanques.

Valoración:7menosmas

Ramón
Hace un mes

Demostrado, la gente sólo entiende las multas. Mi madre fue 40 años profesora y siempre me lo ha dicho: a los niños les repites 1000 veces «esto no se hace» y salen a la calle y lo hacen. Es así. Sólo multar educa. Además, toca darle una vuelta más a la ley antitabaco y prohibir fumar en playas, terrazas y otros espacios naturales, por ejemplo.

Valoración:15menosmas

BURNE
Hace un mes

Grave problema, sobre todo porque hay mucha playa, mucho fumador y poca vigilancia. Como no puedes poner un agente detrás de cada fumador, aparte de las sanciones, se tendría que prohibir a nivel de la Unión Europea la venta de cigarrillos si no tienen filtros degradables, ya que en la actualidad lo que se vende tarda unos 10 años en desaparecer. Aparte de los tóxicos que acumulan los propios filtros.

Valoración:12menosmas

spagueti mix
Hace un mes

Cuanto trabajo pa na.

Valoración:-3menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 4