6

«Una experiencia única bajo las estrellas». Así anuncia un anfitrión en el portal de alquiler turístico Airbnb una tienda de campaña de plástico transparente que aparentemente planta en la playa de Migjorn. Un alojamiento por el que cobra 210 euros/noche y que evidentemente prescinde de publicar cualquier tipo de licencia, dado que acampar en la playa en Formentera es ilegal.

El espacio lo pueden compartir dos personas para vivir «una experiencia única en Formentera en contacto directo con la naturaleza de esta fantástica isla». La tienda de plástico aparece en las fotografías rozando las olas de la playa. «Goza del mar, el cielo estrellado, para una noche romántica inolvidable y rica de emociones», concluye la descripción acompañada de nuevo de los iconos de una ola, un sol y una sombrilla, que tal vez necesite el huésped para aguantar el sol matutino en esta burbuja de plástico.

Eso sí, que no le entre una apretura intestinal al huésped ya que el alojamiento no cuenta con baño. Así que en caso de solicitar el servicio especial que anuncia el propietario de champán y fruta, mejor decantarse por plátano y manzana que por kiwi o ciruela.

En la imágenes puede verse que el mobiliario está limitado a un colchón, un par de puf y una mesita de noche con una lámpara que no queda claro donde se enchufa o si se puede enchufar. El propietario rellena con algunas imágenes promocionales de la tienda de campaña que se pueden encontrar en internet si uno busca ‘tienda de campaña transparente’.

Denuncia de Prou

El alojamiento lo denunció este martes a través de la red social Facebook una integrante del grupo ‘DEBAT OBERT/PROU!’. Indicaba que ni en Formentera se libran de «alojamiento turístico ilegal absolutamente pirata» y hacia notar que los huéspedes se tendrían que ir a orinar a las feixes que lindan con la playa. «Ni las más mínimas condiciones de habitabilidad a 200 euros la noche», escribía la usuaria indignada.

Entre las respuestas a la publicación otro usuario se pregunta si «alguien pagaría 200 euros por estar dentro de un plástico como este» y otra califica de incomprensible que se vulnere tanto la normativa en un territorio tan pequeño.

El Consell de Formentera informó que el servicio de inspección tiene constancia del alojamiento y está investigando para tomar medidas.

Desaparece el anuncio de la cama en un cuarto de la lavadora

El anuncio de la cama en una cuarto de la lavadora por 46 euros/noche en Ibiza, sobre el que publicó información en primicia Periódico de Ibiza y Formentera y de la que se hicieron eco distintos medios nacionales e internacionales, ayer ya había sido retirado del portal de alojamiento turístico Airbnb. Aparentemente el anfitrión también había retirado otros alojamientos que anunciaba sin licencia con el mismo perfil.

El anfitrión anunciante de la ‘burbuja de campaña’ en Formentera alquila otros 19 alojamientos. La mayoría de ellos casas unifamiliares en el entorno de Es Pujols, por lo que podrían cumplir con las condiciones establecidas para solicitar licencia de comercialización de estancias turísticas en la isla que regula el reglamento 1/2015. Sin embargo en ninguno de los anuncios publicados aparece especificado el número de licencia, un dato que sí publican muchos otros anfitriones de la isla de Formentera dados de alta en el portal Airbnb.