32

Lo de sacar provecho e ingresos extra a cualquier rincón de la casa es cada vez algo más habitual en Ibiza. Lo último que se puede encontrar en plataformas como Airbnb, que sigue exhibiendo todo tipo de alquileres turísticos ilegales, es alquilar una cama dentro del área de lavandería. El mobiliario de esta peculiar habitación: un calentador eléctrico y una lavadora que hace las veces de mesita de noche y donde el inquilino tendrá a mano (según se aprecia en las fotos) una pequeña lámpara y un jarrón con flores, que le dan un toque de color al espacio. El anunciante detalla, sin ningún tipo de pudor, que se trata del «cuarto de lavado» de la vivienda y que es «ideal para una o dos personas para pasar la noche». El precio por una noche en el mes de julio es de 40 euros, más los seis euros de la tarifa de servicio de la plataforma de alquiler. Total, 46 euros.

La única evaluación con la que cuenta este alojamiento recomienda la habitación «si solo quieres pararte a dormir» ya que «solo tiene una cama, de ahí su precio», detalla.

Alquileres ilegales
El problema del alquiler turístico ilegal en la isla no se reduce solo a los pisos particulares que se arrendan a turistas. Va mucho más allá. Tiendas de campaña en fincas «rodeadas de limoneros», tipis en mitad del campo, furgonetas camperizadas, caravanas y otros espacios que se presentan como «espacios mágicos donde estar en plena naturaleza» y disfrutar de la auténtica Ibiza. También embarcaciones de todo tipo que sirven como ‘casa de veraneo’ a quienes visitan la isla.

Echando un vistazo a una de las web que se dedica al alquiler de alojamiento turístico podemos encontrar espacios como ‘The Tent’. Una tienda de campaña ubicada en el jardín de una finca rústica que cuenta con «un colchón» para una persona, por 25 euros. Eso sí, si el arrendatario quiere usar la cocina deberá pagar tres euros extra al día.

En el mismo espacio, junto a la tienda de campaña se encuentran dos tipis. El precio es de 25 euros la noche, aunque la estancia mínima es de dos noches, por lo que la suma ya asciende a 64 euros con los gastos de limpieza. Los distintos alojamientos comparten una ducha solar en el jardín.

La dueña de estos alojamientos alquila hasta 16 espacios dentro de su finca. Ha «adecuado» la antigua sala de calderas a la que llama ‘The Jail’ o lo que era el granero de la vivienda, ‘The Cube’, para acoger a turistas. Ninguno de los espacios tiene licencia de alojamiento turístico.

Por supuesto, no es el único caso. Con el ‘gancho’ de volver «al origen, al silencio, a lo simple, a la tierra. Conectar con tus raíces», otro anuncio ofrece otro de estos alojamientos que no cuenta con electricidad y que tiene «un váter seco». Aunque la decoración interior es de lo más ‘bohemia’y atractiva. El precio, mínimo tres noches, es de 104 euros.

A la moda del ‘glamping’ se suman los alquileres de furgonetas y autocaravanas con espacio para dos personas, cuyas tarifas es difícil que bajen de los 120 euros la noche.

El alojamiento en el mar es otra de las opciones que se ofrece a quienes visitan Ibiza y que se pueden encontrar en esta plataforma. Por ejemplo, un velero de 13 metros para dos personas, por 135 la noche o uno con el doble de capacidad - cuatro personas- y 410 euros la noche. Teniendo en cuenta que el mínimo de estancia es de tres noches y que hay que sumar 200 euros de la tarifa de servicio y 50 de limpieza, el total sería de 1.480 euros.