Condenado a un año de cárcel el catedrático de la UIB acusado de acoso

| Palma |

Valorar:
preload
El catedrático condenado, en primer término de la imagen.

El catedrático condenado, en primer término de la imagen.

27-06-2019 | P. Pellicer

Un año de cárcel por acoso para el catedrático de Filosofía de la Universitat de les Illes Balears (UIB) Miguel Antonio Beltrán. La jueza considera demostrado que durante más de un año acosó a una compañera de departamento a raíz de una serie de choques por las asignaturas que se impartían en el departamento. La misma sentencia absuelve al otro profesor acusado, Andrés Luis Jaume, al entender que no existe prueba de que fuera la persona que envió correos electrónicos amenazantes y que realizara llamadas de teléfono a la misma compañera.

Respecto a Beltrán, la sentencia sí entiende demostrado que, tras gritar a la víctima en una reunión, inició una campaña de acoso para la que empleó a su pareja sentimental, que le acompañaba como ayudante para distintas funciones en la UIB. La víctima relató en el juicio cómo esta persona la seguía cuando salía de su despacho y de la facultad, y que la insultó en varias ocasiones.

La magistrada descarta en el razonamiento de la sentencia que lo ocurrido fuera acoso laboral y lo enmarca en otro tipo delictivo. Entiende que no existía una relación de jerarquía entre el catedrático y la víctima y que, por lo tanto, se trata de una situación personal y no laboral. De esta manera, fija la condena en un año de cárcel y no los dos que reclamaban tanto la Fiscalía como la acusación particular. Además, ese argumento de que el delito no se produjo en el ámbito laboral lleva a la absolución de la Universitat, presente en la causa como responsable civil subsidiario.

Durante el juicio, el catedrático negó cualquier situación de acoso y afirmó que fue él quien ha sufrido encontronazos con varios compañeros en la UIB. La sentencia puede ser recurrida ante la Audiencia Provincial.

El juicio reveló los serios conflictos personales en la Facultad de Filosofía que llevó a un informe de prevención de riesgos laborales que alertaba de la situación y a raíz del que los despachos de los profesores tuvieran que ser alejados para evitar encontronazos.

Llamadas y correos electrónicos

La causa arrancó con la denuncia de una profesora del departamento de Filosofía que, durante más de tres años, señaló que sufrió una situación de acoso en su trabajo, que le llevó a tener que afrontar varios periodos de baja. La víctima lo relacionaba con disputas laborales.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2

Jesus
Hace 3 meses

Supongo q la sentencia está ajustada a Derecho y no se hace metafísica en la misma.

Valoración:menosmas

Anxiety
Hace 3 meses

Esta universidad da para escribir un libro de anécdotas. Con las tesis doctorales ya da para siete capítulos al menos. Estoy por escribirlo.

Valoración:6menosmas

Tocanassos
Hace 3 meses

I de passada, si voleu estdiar Filosofia, millor Salamanca q Madrid.

Valoración:2menosmas

Tocanassos
Hace 3 meses

Conec una altra lloc, no UIB, que està farcida i és un focus de psicopatia. I van en bata blanca....

Valoración:4menosmas

Estudiante
Hace 3 meses

Con esta historia y harto del adoctrinamiento en los paises catalanes, mejor irse a madrid a estudiar.

Valoración:1menosmas

Augur
Hace 3 meses

Hace años, acompañado de una persona cuya categoría en el Estado, personal y universitaria está y estaba fuera de toda duda, visitamos al Rector y este nos atendió en una larga conversación. Al salir, le dije que la Universidad era muy fácil de armar con presupuesto, nuevos y felices profesores, endogamia política, adictos o simplemente retornados. Lo difícil era lograr el espíritu y la ciencia para crear auténticos universitarios (distintos del conocimiento simplemente técnico o aplicado). Le pregunté si había entendido el mensaje del Rector (yo no supe interpretarlo) y me dijo: Perfectamente: vende nacionalismo. Esta dedicado este comentario a los buenos conocedores del sistema, reconociendo además la labor de ciertos grupos de investigadores y universitarios.

Valoración:5menosmas

MA
Hace 3 meses

¿cómo que no es acoso laboral?, la sentencia es un chiste!!

Valoración:16menosmas

L
Hace 3 meses

Ya se ve como está la universidad bajo esta dirección. Viva la UIB!

Valoración:20menosmas

tofol
Hace 3 meses

ahí va con la filosofía! en mi ingenuidad creía que era cosa de filósofos, o sea, de gente dialogante

Valoración:22menosmas

Arturo
Hace 3 meses

Esto es la UIB y su forma de funcionar desde hace muchos años.... obviamente que no podemos generalizar pero muchos de los "docentes" protegen sus puestos con uñas y dientes ahuyentando a buenos profesionales con situaciones similares. Y todo porque esos llamados "docentes" saben que su CV, experiencia y nivel profesional deberían ser muuuucho más altos para estar en los puestos que ocupan.

Valoración:34menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2