Miquel Roca: «El sistema CRISPR abre un campo para la mejora de diagnósticos y tratamientos»

| Palma |

Valorar:
preload
Miquel Roca, en la sala de disecciones de la Facultat de Medicina.

Miquel Roca, en la sala de disecciones de la Facultat de Medicina.

30-06-2019T. Ayuga

Miquel Roca (Palma, 1955), catedrático de Psiquiatría y decano de la Facultat de Medicina de la UIB, será el presentador y moderador del coloquio con el público de la conferencia La revolución CRISPR, ofrecida por Francisco Juan Martínez Mojica, profesor de Microbiología e investigador en la Universidad de Alicante. Martínez Mojica es Premi Rei Jaume I d’Investigació Bàsica y Premio Albany, el más prestigioso de Estados Unidos en Medicina. La conferencia, organizada por el Club Ultima Hora Valores con la colaboración de la UIB y la Universidad de Alicante, tendrá lugar el 10 de julio a las 19.30 horas en el salón de actos de Son Lledó, en el campus. Puede inscribirse a la conferencia aquí.

¿En qué consiste el sistema CRISPR?
Es una técnica genética muy precisa, inicialmente sencilla, que puede tener grandes y variadas aplicaciones en el diseño y desarrollo de fármacos y en el diagnóstico y tratamiento de numerosas enfermedades con un componente genético. Ya se están haciendo ensayos clínicos. Fue iniciada por Martínez Mojica a partir de la observación de bacterias en la salinas de Santa Pola, en la provincia de Alicante.

¿Qué enfermedades podrían ser tratadas a partir de esta técnica?
— El abanico es muy variado, desde tipos de cáncer a enfermedades mentales, pero hay que tener en cuenta que el recorrido entre la técnica de laboratorio y la aplicación clínica es muy largo, y cada patología tiene sus peculiaridades y complejidades. Es importante destacar aquí la colaboración entre el trabajo de laboratorio y el clínico, que se reduzca la distancia y se potencie la comunicación entre ambos. La investigación de Martínez Mojica es un muy buen ejemplo de ello.

¿Qué supone la visita a Mallorca de Martínez Mojica?
— Una extraordinaria oportunidad de que investigadores y profesionales de la salud de la Isla conozcan de primera mano y valoren las posibilidades de esta técnica. Este tipo de encuentros permite avanzar en ciencia médica, desde diferentes patologías.

¿Puede el sistema de CRISPR tener una aplicación preventiva?
— Puede abrir una posibilidad en ese sentido, pero hay que explicar las cosas en su justa dimensión y no dar esperanzas de soluciones inmediatas. Aquí, los medios de comunicación tienen una gran responsabilidad. En ocasiones, se recurre a terapias alternativas porque se han defraudado las expectativas creadas. Repito que entre el trabajo de laboratorio y la aplicación en diagnósticos y tratamientos hay un largo recorrido.

¿Puede explicar un poco más en detalle el proceso del sistema CRISPR?
— Martínez Mojica descubrió que algunas bacterias incorporan e integran secuencias genéticas de los virus que las infectan. Esa incorporación actúa como un mecanismo de defensa, funciona como un sistema inmunológico cuando la bacteria es atacada por otro virus. Los humanos no incorporamos secuencias genéticas de virus, pero el descubrimiento abre un campo de futuro para la elaboración de fármacos y para mejores diagnósticos y tratamientos de enfermedades con un fuerte componente genético.

El sistema CRISPR ya tiene un gran reconocimiento.
— Pero al principio no fue así. A la comunidad científica le costó ese reconocimiento. Martínez Mojica presentó su descubrimiento a prestigiosas revistas científicas internacionales que rechazaron la publicación. Alguna de ellas reconoció que se había equivocado y pidió disculpas.

¿Se puede comparar el mecanismo de defensa que supone CRISPR con los anticuerpos?
— Es una respuesta genética que es más eficiente que los anticuerpos. Si llega a aplicarse en humanos, sería más fácil enfrentarnos a virus y bacterias. En el laboratorio, se consigue que una célula cancerosa deje de dividirse descontroladamente y pase a ser una célula normal.

¿En Baleares se investigan este tipo de cuestiones?
— Jordi Lalucat, como catedrático de Microbiología en la UIB, y Jordi Reina, responsable de Virología de el Hospital Universitari de Son Espases, están a la vanguardia en este tipo de investigaciones y conocen el trabajo de Martínez Mojica y lo revolucionario de su sistema. Entre la Universitat y Son Espases también se desarrolla un trabajo de colaboración, en línea con la necesaria coordinación entre los trabajos clínicos y de laboratorio.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Ok
Hace 8 meses

Que buena noticia, y la explicación técnica del tema de MR perfecta y al alcance de todos. A ver si progresa la investigación!!

Valoración:3menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1