La actual inestabilidad bursátil propicia que el perfil del inversor balear se decante más por los fondos mixtos, con un retorno de la inversión cercano al 49 %. | Ballesteros - eot - EFE - EFE

3

El patrimonio que opta por los fondos de inversión en las Islas alcanzó a finales del pasado año los 3.752 millones de euros, que representa el 1,5 % del total del ahorro en fondos de inversión del Estado y el 11,9 % del Producto Interior Bruto (PIB), según el último análisis realizado por el observatorio Inverco en la evolución del patrimonio y análisis del ahorro a nivel autonómico.

En relación con el perfil del ahorrador, en Baleares se invierte más en fondos mixtos globales con retorno (48,7 %), mientras que los fondos monetarios y de renta fija concentran el 28,6 % del patrimonio invertido y la renta variable un 12,7 %.

Esta apuesta por los fondos de inversión representa el 15,3 % de los depósitos bancarios que el Banco de España tenía contabilizados a 31 de diciembre pasado en los bancos que operan en las Islas: 24.489 millones.

En el comparativo con 2017, los depósitos bancarios llegaron a los 23.426 millones. Esta evolución al alza se fundamenta por la recuperación del poder adquisitivo de los ciudadanos de las Islas registrado tras la reactivación económica en los últimos ejercicios.

En el estudio se refleja que en estos momentos hay en las Islas 181.379 cuentas de ahorradores que han optado por los fondos para rentabilizar parte de sus depósitos en los bancos.

Este número representa en el comparativo estatal el 1,6 % y supone un incremento de 25.562 respecto a 2017. Según Inverco, «esto confirma el elevado grado de penetración de los fondos de inversión como instrumento de ahorro o inversión de las familias de Baleares».

De acuerdo con la información facilitada por las gestoras de fondos que operan en Mallorca y resto de islas, la volatilidad de los mercados financieros en 2018 ha restado rentabilidad a los fondos, especialmente en el último cuatrimestre. Esta circunstancia, motivada por los altibajos en la renta variable (Bolsa) es lo que justifica la decisión de los inversores por apostar por productos de menor riesgo y garantizar con ello, como mínimo, la inversión realizada.

Esta coyuntura, pese a todo, ha tenido sus altibajos y provocado la aparición de un amplio abanico de productos para que las familias de Baleares tengan más alternativas que los fondos de inversión para conseguir optimizar sus recursos. La baja y casi nula rentabilidad que ofrecen las entidades bancarias por tener depósitos, pese a la seguridad que tienen, provoca esta fuga de capitales hacia productos rentables y seguros.