Confianza general en la capacidad del sector alimentario para innovar

| Palma |

Valorar:

A continuación de la ponencia de Jesús Navarro, tuvo lugar la mesa de debate Alimentación: ¿estamos preparados ante el futuro del sector? Moderados por Pedro Aguiló Mora, periodista de este diario, participaron Felipe López, director de la consultora Zabala en Catalunya; Magdalena Genovard, directora del Centro de Empresas de Bankia; José Luis Roses, director general de Bodegas José Luis Ferrer; y Joan Company, presidente de Asaja Balears y director general de Esplet SAT.

Joan Company señaló que «las empresas de alimentación deben regirse por la sostenibilidad económica, social y ambiental, pero nos encontramos con recursos humanos muy limitados y con un bajo nivel de profesionalidad. Ambientalmente, hay que minimizar los impactos y tener en cuenta los condicionamientos claros del cambio climático.

De esta manera, los tres ejes de cambio en el sector son el tecnológico, el aumento de los valores añadidos y la internacionalización y la globalización. Los cambios requieren esfuerzos conjuntos. Nos encontramos con que todo el mundo considera estratégico el sector agroalimentario, pero luego no se nota en los hechos de una política que debe seguir criterios científicos y técnicos. Ante esta situación, somos nosotros quienes debemos espabilarnos, dar un paso al frente y no engañar al consumidor. No podemos mentir en un mundo globalizado y de información tan rápida».

José Luis Roses indicó que «en Europa hay una mentalización cada vez mayor sobre el kilómetro 0 y sobre el producto ecológico, que no tiene por qué ser más caro. En este sentido, el sector agroalimentario en Mallorca lo tiene todo a favor». Roses coincidió con Company en la importancia del cambio climático y destacó la investigación como un aspecto fundamental en el ámbito agrario. Asimismo, el director general de Bodegas José Luis Ferrer consideró igualmente fundamental «el apoyo de las administraciones públicas en los cambios que debe asumir el sector. Aun así, creo que el futuro es esperanzador».

Magdalena Genovard expresó «la disposición de Bankia hacia el empresario en el diseño de su producto y su adaptación a las circunstancias de maquinaria, personal profesional o tecnología, así como en el asesoramiento en las líneas de comercio exterior en lo que respecta a exportación e importación». En esta línea, la directora del Centro de Empresas de Bankia consideró que «la sociedad, y en concreto el sector agroalimentario, está preparada para adaptarse a los cambios e innovar».

Por su parte, Felipe López destacó que «hay sectores que creen que no son capaces de innovar. No es cierto. Hay proyectos innovadores en todos los sectores, tanto en el producto como en el proceso. La alimentación saludable y la sostenibilidad son los programas a seguir, pero siempre con el consumidor en el centro. Y en cualquier caso, la Administración puede ayudar en estos procesos. Los cambios deben ser vistos como una oportunidad y es importante el retorno social de la actividad empresarial. El siglo XXI es el siglo de la cooperación, buscando, desde la humildad, buenos compañeros de viaje, incluso con la competencia. Y desde aquí, innovar es anticiparse. El futuro no está creado, vamos a crearlo y construirlo».

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.