El doctor Laureano Molins es también presidente de la AECC de Barcelona.

4

El doctor Laureano Molins es responsable del servicio de Cirugía Torácica del Instituto del Tórax del Hospital Clínic de Barcelona y presidente de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) en la misma ciudad. Esta tarde imparte una conferencia en el Caixafòrum de Palma sobre la importancia de una detección precoz en el cáncer de pulmón, ya que tres de cada cuatro pacientes que se diagnostican presentan la dolencia en estado avanzado.

¿Por qué es tan difícil detectar un cáncer de pulmón?
—El 80 % se hallan en un estadio muy avanzado porque las lesiones no se ven. El cáncer de piel se cura casi al 100 % porque es muy fácil detectar una mancha en la cara que no estaba ahí pero con el pulmón no es así.

¿Sigue reclamando un plan de cribado de cáncer de pulmón?
—Ya se ha demostrado que funciona en Estados Unidos con las personas de riesgo como son fumadores o exfumadores de cajetilla diaria de más de diez años. Si hacemos un TAC o un escáner a las personas con este perfil entre los 50 y 75 años hay un índice mayor de detección y también de supervivencia. Aunque la primera regla es dejar de fumar.

¿Crece la incidencia en mujeres porque aumentan las mujeres fumadoras?
—La prevalencia aumenta porque las mujeres se iniciaron en el tabaco en los años 70. Ahora mismo están a punto de equipararse con los hombres en cuanto a incidencia de cáncer de pulmón.

Es la primera causa de mortalidad por cáncer en España.
—Y en el resto del mundo porque están avanzados y no los detectamos a tiempo. Hay más cáncer de mama entre las mujeres, por ejemplo, pero se detectan más rápidamente.

Ha sido médico de personajes ilustres, ¿cree que puede haber pacientes de primera y de segunda?
—Este martes operamos a dos pacientes anónimos de las mismas afecciones que el rey emérito. Cada uno es único. Los hay de más notorios pero todos tienen nombre y apellidos.

¿Está a favor de las donaciones privadas a la sanidad pública como la de Amancio Ortega?
—Absolutamente. El problema es que la nueva ley de mecenazgo no termina de hacerse oficial y con ella se podría promocionar más donaciones como sucede en otros países. Él, sin esta ley, ha favorecido la sanidad pública con aparatos que no se podían comprar, y no tenía por qué hacerlo.

En Baleares la AECC exige un Plan Autonómico de cáncer, ¿en qué consiste?
—En Cataluña tenemos el Plan Director de Oncología que analiza las prioridades de todos los tipos de cáncer en cada momento. Con el de colon ya se ha implantado un cribado al 98 % y funciona muy bien. Ahora podemos insistir en otro tipo de actuación en otro cáncer. Cada autonomía deberían tener el suyo.