Durante la primera edición de esta jornada, organizada por los profesionales del 061 en Son Espases, pudo visitarse parte de su flota.

14

Las ambulancias de Baleares hacen alrededor de 370 mil asistencias sanitarias no urgentes al año. Se trata de un servicio concertado que, en caso de repetir el mismo Govern, se internalizará junto con el personal del Centro de Gestión. Así lo explicó la consellera de Salut, Patricia Gómez, durante la primera jornada del SAMU 061 que reunió a unos 100 participantes en Son Espases.

La empresa de Gestión Sanitaria y Asistencial de les Illes Balears (GSAIB), creada hace un año para asumir el transporte sanitario terrestre urgente y la atención telefónica de urgencias del Servei de Salut, será la encargada de sumar ahora el transporte programado, lo que supondría absorber a una plantilla a unos 200 trabajadores más que ahora trabajan en subcontratas y sumar 122 ambulancias blancas a la actual flota de 60 vehículos de Soporte Vital Avanzado.

GSAIB, dependiente del IB-Salut, cambió la gestión de ambulancias, equipamientos, profesionales Técnicos de Emergencias Sanitarias (TES) y operadores del centro coordinador de Urgencias.

Desde entonces presumen de haber reducido un 54 % el tiempo de inoperatividad de las ambulancias de urgencias. «Tenemos 900 horas menos de ambulancias paradas respecto al año anterior», explica el director del área operativa del GSAIB, Miguel Navarro. Un logro conseguido gracias al circuito de rotación de vehículos para su limpieza y revisión, la creación de un área de Logística y Flota o el sistema de gestión de profesionales, entre otros.

Durante la jornada, la empresa pública presumió de tener «las mejores ambulancias de Europa». Lo cierto es que toda la flota de urgencias consta ahora de camillas eléctricas automatizadas o de cardiocompresores. «Hemos renovado aparatos electromédicos con mejores prestaciones. Hemos demostrado ser más eficientes sin ser más caros», añade Navarro.

La internalización del servicio no urgente implicará ahora la asunción del 100 % de la plantilla de los trabajadores de servicios Socio Sanitarios Generales.