24

La concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Ibiza cerró ayer al baño una parte de la playa de Talamanca por los vertidos de aguas residuales procedentes del antiguo emisario.

Según recordó el Consistorio, la contaminación se ha producido durante las obras ejecutadas por el Ministerio de Transición Ecológica para la conexión de las estaciones de bombeo del paseo marítimo con el nuevo emisario.

El Ayuntamiento afirmó que no tuvo conocimiento previo de las obras y, por lo tanto, no pudo adoptar ninguna medida de precaución.

Tras conocer los hechos, decidió realizar analíticas en el agua que han dado un alto contenido de ‘E.colis’ en la zona del antiguo emisario.

En concreto, el tramo cerrado va desde la zona del antiguo emisario hasta la mitad de la playa. El resto es apto para el baño, aunque se recomienda prudencia, según el Consistorio.
El vertido dejó de producirse este viernes por la tarde, aunque se seguirán practicando análisis para constatar el estado del agua y no se abrirá la playa hasta que estas analíticas den los resultados adecuados.

Hoy en torno a las 14:00 horas el departamento de Medio Ambiente del Ayuntamiento realizará una nueva analítica y en función de los resultados se decidirá si el cierre continúa.

Obras del Ministerio
El Ministerio para la Transición Ecológica informó de que el pasado miércoles inició la operación de conexión del tanque de tormentas con el emisario que evacúa el agua de la depuradora de Eivissa.

Una operación que requirió que el agua de la depuradora se redirigiera al antiguo emisario de Talamanca, en desuso desde 2017.

La conselleria indicó que tenía constancia de que se iba a realizar esta operación, pero no se avisó de cuándo se iba a hacer, por lo que Abaqua no pudo tomar las medidas oportunas. En antiguo emisario tenía una rotura por la que se produjo el vertido junto a la costa hasta la jornada de ayer.