Las plantaciones de almendros son las más afectadas en la Isla, por lo que la expedición visitará explotaciones americanas. | Francesca Marí

15

Conocer las técnicas que han aplicado los profesionales agrícolas de los Estados Unidos para paliar los efectos de la Xylella. Este es el objetivo del viaje que ha organizado el Govern al estado de California para el sector agrícola de Baleares. La comitiva, formada por 45 personas entre agricultores, productores y técnicos, partirá de Mallorca el próximo sábado, día 6, y regresará el 14 de abril.

Durante estos nueve días la expedición insular conocerá de cerca algunas explotaciones agrarias norte americanas que hace décadas que conviven con la temida bacteria, así como analizar las diferentes técnicas que utilizan para cultivos a pesar de la existencia de la plaga. Las plantaciones o industrias agrícolas dedicadas al viticultura y a la almendra centrarán parte de las visitas. La responsable de los Serveis de Millora Agrària i Pesquera (Semilla), Immaculada Munar, ha sido la encargada de confeccionar el programa y explica que el viaje servirá para «orientar a nuestros profesionales como afrontar la Xylella y también otras plagas». Para ello, contarán con las explicaciones y el asesoramiento de dos técnicos del Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàries de la Generalitat de Catalunya «que han realizado los contactos necesarios para visitar institutos de investigación y empresas importantes tanto en Los Ángeles como en San Francisco».

Precisamente, la ruta empezará en San Francisco con la visita a la bodega Raymond Vineyards y un recorrido por una finca experimental de árboles frutales. También visitarán la cooperativa Blue Diamond de Modesto. El itinerario seguirá hacia Fresnoc también para visitar los Campos Brothers de almendros. En Los Ángeles, la comitiva conocerá la cooperativa UC Cooperativa Extension y diferentes fincas de almendros, entre otras actividades.

La expedición está formada por las diferentes entidades representativas del sector como Unió de Pagesos o Asaja, así como agricultores profesionales de diferentes sectores y algunos responsables de explotaciones agrarias prioritarias. El viaje es subvencionado, en parte, por la Conselleria de Medi Ambient i Agricultura y contará con una ayuda europea.