El verano será complicado en Son Sant Joan por la saturación aérea en Europa

| Palma |

Valorar:
preload
El centro de control de Baleares gestionó más de 1.800 vuelos en el día de más tráfico del pasado año.

El centro de control de Baleares gestionó más de 1.800 vuelos en el día de más tráfico del pasado año.

01-11-2018 | Redacción Local

Los próximos meses serán complicados en el centro de control aéreo de Baleares, ubicado en el aeropuerto de Palma, porque además del tráfico habitual que se registra en temporada alta y que todo apunta a que seguirá la tendencia alcista de los últimos años, se añade la saturación del espacio aéreo de Centroeuropa. Así lo reconocen desde Enaire, la empresa pública que se encarga de la gestión de navegación aérea de España.

En concreto, ya se anunció que España asumirá entre 150 y 160 sobrevuelos más al día este verano en su espacio aéreo para contribuir a paliar los problemas del tráfico aéreo en Europa, con el objetivo de descongestionar los retrasos en tierra. Las principales dificultades de capacidad aérea están centralizadas en Francia y Alemania, sobre todo en los centros de control de Marsella (Francia) y Karlsruhe (Alemania), así como en Maastricht, en los Países Bajos. Para descongestionar estos espacios aéreos está previsto desviar aviones que tendrían que sobrevolar el centro de Europa para evitar que sufran una demora de una hora o una hora y media.

Además, existen factores exógenos, como las más que probables huelgas de los controladores aéreos franceses, que afectarán a la operativa, o la meteorología adversa, como reconocen desde Enaire. Esta situación se produce en medio de un escenario con una previsión de incrementos de tráfico para este año en el conjunto de la red de Enaire.

En Baleares se prevé un aumento del 6 % para este año en comparación con el pasado. Además, según indicó el aún director regional de Navegación Aérea, Antoni Planells, «en el acumulado de enero y febrero, el centro de control de Palma lidera el aumento de tráfico aéreo, con un 14,8 % más que en el mismo período de 2018».

Pese a esta situación complicada, desde Enaire quisieron lanzar este martes un mensaje de tranquilidad al sector hotelero de las Islas, que la semana pasada expresaron su preocupación por la falta de controladores aéreos, después de que así lo denunciase el sindicato USCA. Por este motivo, ambas partes mantuvieron este martes un encuentro en el que Enaire expuso la situación para el próximo verano en Baleares.

La empresa pública del sector explicó que a partir del 1 de julio habrá 177 controladores aéreos habilitados en Palma, es decir, con la formación superada, de los que 125 estarán en el centro de control y otros 52 en la torre control de Son Sant Joan. Dentro de estos 177 habrá 12 más que el pasado verano. Además, el 85,6 % de los controladores del centro acumularán más de un verano de experiencia, porcentaje que será del 70 % en la torre. Desde Enaire aseguran que «está asegurado» el correcto funcionamiento.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.