11

La Mesa Sectorial de Servicios Generales de la Comunidad Autónoma de Baleares ha aprobado este miércoles los criterios para la oferta pública de 418 plazas, que podrían quedar convocadas en abril y se harán por concurso-oposición. Un total de 353 son de libre concurrencia y 65 son de promoción interna dirigida al personal funcionario.

Según ha explicado la consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera, en el acceso a las plazas pesará un 75 por ciento la oposición y un 25 por ciento el concurso de méritos, un modelo que el Govern considera «adecuado» por la alta temporalidad en la Administración. La propuesta ha salido adelante con el apoyo mayoritario de los sindicatos de la Mesa, si bien UGT ha votado en contra.

La propuesta ha salido adelante con el apoyo mayoritario de los sindicatos de la Mesa, si bien UGT ha votado en contra. La oferta se aprobó por Consell de Govern en diciembre y las pruebas podrían celebrarse a partir de noviembre de 2019.

65 plazas para promoción interna

Del total de 418 plazas de esta oferta pública, 353 son de libre concurrencia y 65 son de promoción interna dirigida al personal funcionario. Dentro de las de libre concurrencia, 150 pertenecen a la oferta ordinaria -vinculada a la tasa de reposición de efectivos- y 203 corresponden a la oferta extraordinaria mediante la tasa adicional para la estabilización de empleo temporal, que sirve para reducir los puestos de trabajo interinos.

De este modo, casi la mitad de las plazas de esta convocatoria son para estabilización de empleo temporal, mientras que las ofertas anteriores se limitaban a la tasa de reposición.
Por islas, del total de las plazas de la oferta, 345 están en Mallorca, 23 en Menorca, 48 en Ibiza y dos en Formentera. Por cuerpos, 315 pertenecen al cuerpo general (83 a superior, cinco a abogacía, cinco a gestión, 14 a administrativo, 147 a auxiliar y 61 subalterno); y 103 son plazas para los cuerpos facultativos (56 para el facultativo superior, 29 para el facultativo técnico, cinco de ayudante facultativo, nueve de auxiliar facultativo y cuatro de subalterno facultativo).

La consellera ha remarcado que, sumadas a las 395 plazas del año pasado, el Govern habrá gestionado esta legislatura una oferta pública de más de 800 plazas en Servicios Generales. «Damos cumplimiento a la hoja de ruta marcada de recuperación de derechos y estabilización de plazas en la Función Pública de manera consensuada con los sindicatos», ha declarado.

El sindicato UGT ha votado en contra del procedimiento de la oferta porque consideran que «no soluciona el problema de los interinos». El secretario de acción sindical, Jordi Creuet, ha explicado que pedían un modelo 60-40% (en lugar de 75-25%) porque las 203 plazas que emanan de la tasa de consolidación deben «baremar la situación de los funcionarios» y «realmente valorar esos méritos».

Así, Creuet ha lamentado que el modelo «híbrido» aprobado «no ayuda» a garantizar el empleo de los interinos. Con todo, el sindicato ha valorado el conjunto de la convocatoria.
Por su parte, el representante de CSIF en la Mesa Sectorial, Paco Guillén, ha considerado «bastante aceptable» el número de plazas y ha valorado la estabilización de puestos, si bien ha incidido en que en otros sectores en Baleares los porcentajes de concurso-oposición son diferentes.