Veterinarios critican «deficiencias» en la ordenanza de bienestar animal de Cort

| Palma |

Valorar:

Empresarios Veterinarios de Baleares (Emvetib) han denunciado este viernes que la ordenanza municipal de bienestar animal del Ayuntamiento de Palma tiene «grandes deficiencias» y consideran que se debe a que el texto no ha sido elaborado con la colaboración de profesionales del sector.

La entidad ha asegurado este viernes en una nota de prensa que Cort «ha negado» la participación a los veterinarios en la redacción de esta ordenanza, algo que han calificado de «incomprensible», ya que son precisamente ellos los que prestan los servicios requeridos para que los animales tengan el nivel adecuado de bienestar.

Emvetib ha pedido que se reforme la ordenanza actual, incluyendo las mejoras que los veterinarios solicitan, y ha advertido que no puede lograrse un texto con vocación de futuro si no se tienen en cuenta las aportaciones de quienes forman la línea directa de contacto con los propietarios de estos animales.

Según la entidad, algunas de las deficiencias más importantes se encuentran en el apartado de definiciones porque creen que a los ciudadanos «les puede crear gran confusión y perjuicio que en esta ordenanza se introduzcan nuevas denominaciones y definiciones para los animales de compañía».

Por otra parte, consideran que la medida referente a la esterilización de los animales con acceso libre a lugares públicos es «cuestionable» porque, «aunque tiene sentido para evitar la reproducción incontrolada», la decisión última acerca de indicar la intervención debe ser del facultativo veterinario.

«Practicar intervenciones quirúrgicas sin indicación facultativa en condiciones físicas no adecuadas, como las que suelen tener los animales de los centros de acogida, es contrario al bienestar animal y a la ética profesional de los veterinarios, constituyendo un claro ejemplo de maltrato animal», han apuntado.

Además, han criticado que la normativa actual atribuye la obligación de recogida de los animales heridos o muertos a los ayuntamientos, obligando así a los ciudadanos a hacerse cargo de estas actuaciones, cuando «no se debe incentivar» esta práctica porque «no saben manipular de manera profesional animales».

Los veterinarios también han señalado que esta ordenanza de bienestar animal, tal como está redactada, «contiene avances, que serían más provechosos si antes se aplicase eficazmente la normativa ya vigente, que es donde el ayuntamiento debería haber centrado sus esfuerzos».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.