Greenpeace pide que la ley de cambio climático balear sirva de ejemplo

| Palma |

Valorar:

Greenpeace ha celebrado la aprobación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética balear, con medidas contra el cambio climático y la contaminación como la prohibición de la circulación de nuevos coches diésel a partir de 2025, que considera que «debería servir de ejemplo».

«La ley balear debería servir de ejemplo para la Ley de Cambio Climático y Transición Energética que el Gobierno central aún no ha presentado», ha pedido en un comunicado la entidad ecologista.

Greenpeace ha valorado la aprobación este martes en el Parlament de esta ley «con principios y objetivos ambiciosos que incluyen que las islas sean cien por cien renovables en 2050».

La organización considera que es una ley «ambiciosa» desde el punto de vista de la transición energética «con medidas valientes en el medio y largo plazo, que son claves para abordar el cambio climático y la transición energética, aunque todavía falta una mayor ambición con el parque móvil actual».

La organización celebra la prohibición de la circulación por las islas de turismos con motor diésel en 2025, y del resto de los vehículos de combustión interna a partir de 2035, aunque solo afecta a los vehículos no radicados en la región isleña.

Greenpeace considera que la ley marca un calendario de fechas «con la antelación suficiente para renovar progresivamente la flota», en línea con otros países y regiones europeos, aunque incide en que «todavía es necesario un mayor nivel de ambición con el parque actual (exento en este proyecto de ley) que garantice el objetivo de una flota cero emisiones».

El pasado año un estudio de Greenpeace fijó en 2028 el final de la venta de vehículos de combustión interna para limitar el calentamiento global a 1,5 grados.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.