Juan Carrau; la profesora de la Complutense Benita Benéitez; el director general de IB3, Andreu Manresa; el abogado y profesor de la UIB Jaime Campaner y Tomeu Trias, profesor titular de la UIB, en la mesa redonda. | Pilar Pellicer

14

El fiscal anticorrupción Juan Carrau admite que hay conformidades que «el ciudadano no comprende» cuando «peticiones masivas de penas se quedan muy reducidas». Apenas dos semanas después del acuerdo del ‘caso Mar Blau’, en el que peticiones de 18 años quedaron en penas de multa, Carrau fue preguntado al respecto en una mesa redonda sobre corrupción y buen gobierno organizada en la UIB. El fiscal admitió que el sistema de negociaciones se ha generalizado: «Ha habido un cambio de actuar, ahora, sabiendo que vamos a entrar en un juego de negociación, a veces nos excedemos [los fiscales] en la petición inicial de pena».

Carrau también vinculó este tipo de acuerdos a las «posibilidades reales» de la Fiscalía ante un juicio cuando ante la fragilidad de algunas pruebas en la vista el ministerio público opta por preferir una condena menor a una posible absolución del acusado. En todo caso, señaló que es común una falta de explicación y de transparencia del ministerio público ante estas situaciones. También lamentó que esos acuerdos se alcancen en el último momento ya con el juicio abierto y no durante la fase de instrucción.

En su intervención, el fiscal más veterano de Anticorrupción en las Islas sañaló que, pese a la percepción social, en España no existe un problema «sistémico» de corrupción sino uno más concreto vinculado a órganos políticos de decisión. En particular apuntó a la contratación menor en las administraciones local y autonómica como el principal caldo de cultivo de la corrupción.

También defendió que el daño que generan en investigados imputaciones que luego se archivan deriva de la exposición pública de ese caso: «Es verdad que hay un perjuicio, pero la mayoría no radica en las medidas judiciales sino en la trascendencia pública, porque en la prensa sale una investigación que es secreta. Hay países donde se lleva a rajatabla y el juicio es nulo si hay información sobre la fase previa».