Guinea, Sansó y Espeja, ayer, en la jornada. | Pere Bota

11

El reciclaje de residuos en Mallorca evita la emisión de 240.000 toneladas de dióxido de carbono, equivalentes a una quinta parte de las emisiones de la central térmica de es Murterar.

Éste es uno de los datos aportados este martes por Rafael Guinea, director general de Tirme, durante su intervención en la I Jornada sobre Economia Circular a Mallorca, organizada por el Departament de Medi Ambient del Consell.

La economía circular es el sistema o estrategia para reducir la producción de residuos y, al mismo tiempo, obtener el máximo aprovechamiento económico y ecológico de los mismos a través del reciclaje y la reutilización.

Rafael Guinea repasó los niveles de recogida selectiva en Mallorca, destacando que «llevamos más de diez años con un vertido técnico cero. Sin el sistema de recogida selectiva, en la Isla llenaríamos de residuos el equivalente a un estadio como Son Moix cada dos años».

Asimismo, el director general de Tirme destacó que la producción eléctrica a partir de la incineración es equivalente al consumo anual de 77.500 hogares.

A Guinea le precedieron Sebastià Sansó, director general de Residus del Govern, y Sandra Espeja, consellera insular de Medi Ambient.

Sansó recordó que la nueva Llei de Residus se aprobará en 15 días en el Parlament y que «nos encontramos lejos del objetivo del 50 % de reciclaje, pero hay municipios que ya están desarrollando buenas prácticas, como Esporles, que ya ha alcanzado el 70 %». Sansó apostó por el fomento de la recogida de la materia orgánica, un mayor protagonismo de las deixalleries y la reducción drástica de los plásticos de un solo uso, «que, en forma de microplásticos, ya llegan a humanos y especies protegidas a através de la ingestión de pescado».

Por su parte, Espeja, en línea con Sansó, anunció que todos los municipios de Mallorca deberán separar la materia orgánica, de la que «es posible reciclar y reutilizar el 100 %».

Según Espeja, «la recogida selectiva domiciliaria alcanza en Mallorca el 19 %, pero si sumamos metales, podas, escombros, voluminosos y textiles, estaríamos rondando el 40 %».