La mañana de este domingo fue intensa en grandes superficies como el Alcampo. | M.Á.Borrás

1

A punto de comenzar los días de fiestas navideñas, miles de ciudadanos salieron este domingo a las calles de Palma para hacer las compras de última hora, aprovechando el penúltimo festivo de apertura comercial del año. Muchos comercios del centro abrieron para así incentivar las adquisiciones y ‘ayudar’ a los rezagados.

La Comisión de Comercio era consciente del gran tirón que tienen las compras navideñas, por eso concentraron tres de los diez festivos de apertura comercial en el mes de diciembre: el día 8, Inmaculada Concepción; ayer domingo y el próximo día 30.

Esta cita comercial fue aprovechada por los ciudadanos para acudir a las grandes superficies, que ofrecieron en primera línea todo tipo de artículos que adornarán las mesas durante las fiestas. Hubo comercios, como Carrefour, que incluso hicieron grandes descuentos en decoración navideña para favorecer la venta tardía. Muchos residentes aprovecharon también para comprar regalos, y centros como Fan Mallorca fueron un hervidero de clientes durante todo el día.

Pero no todos los comercios que abrieron este domingor fueron los grandes almacenes. También subieron el cierre tiendas de moda y belleza, cosechando con gran éxito. Jaime III fue uno de los sitios que más personas concentró. Y los locales de restauración de la zona se vieron beneficiados por la gran afluencia de público, como can Joan de s’Aigo, con colas en la acera.

A pesar de la gran concentración de clientes en los centros comerciales, los empleados destacaron que el sábado 22 hubo aún más gente, y que los directivos prevén que el día más fuerte de la semana sea este mismo lunes.