Cuartel de la Policía Local de Formentera, donde el agente está destinado. | Redacción Sucesos

65

Un joven mallorquín está patrullando las calles de Formentera como agente de la Policía Local sin haber pasado por la academia de policía.

La situación es tan absurda y a su vez tan inverosímil que han sido sus propios compañeros quienes han puesto el grito en el cielo. A pesar de no contar con la habilitación necesaria, carecer de formación alguna en materia policial y no tener el curso básico, el joven está patrullando uniformado.

Por su parte, fuentes próximas a la administración a las que ha tenido acceso Ultima Hora confirman los hechos y apuntan a que todo se debe a un vacío legal creado entre la Ley de Coordinación de Policías Locales de Baleares y el nuevo reglamento que entrará en vigor a principios de año. Hasta la fecha, con la Ley de Coordinación, era obligatorio que todos los aspirantes hicieran el curso básico de policía. Una vez que los opositores superaban con éxito su formación en la academia podían optar a las diferentes convocatorias de plazas creadas por los distintos ayuntamientos.

Con el nuevo cambio de legislación las cosas han cambiado. Ahora son los ayuntamientos quienes realizan las convocatorias de plazas. Una vez que los aspirantes las superen mediante concurso oposición, deben realizar el curso básico de policía (academia) para poder con posterioridad jurar el cargo.

Así se entiende que el Ayuntamiento de Formentera sacara a concurso oposición una plaza de policía. El joven mallorquín se presentó y la ganó, solicitando su incorporación inmediata.

El nuevo ‘agente’ se incorporó a su puesto de trabajo donde está ejerciendo funciones de agente de la autoridad. Por su parte, los mandos de la Jefatura de la Policía Local de Formentera han decidido que no lleve arma, que siempre vaya acompañado de algún compañero y que no realice funciones de policía judicial.