0

Un total de 35 profesionales de los equipos asistenciales y del Centro Coordinador de Urgencias Médicas del SAMU-061 se han formado en nuevas técnicas para afrontar casos de conductas suicidas mediante un curso impartido por el Servicio de Salud (Ib-Slut).

Según han informado desde este departamento de la Conselleria de Salud, esta formación pretende, por una parte, dotarles de herramientas útiles para manejar adecuadamente las intervenciones relacionadas con la ideación suicida o el intento de suicidio y, de otra, aprender a gestionar las propias emociones generadas durante estas intervenciones tan delicadas y que requieren un nivel alto de responsabilidad.

Uno de los aspectos más innovadores de la formación ha sido la metodología utilizada, usando técnicas de simulación en las dependencias del 061. Según han detallado, se ha dispuesto de salas que recrean diferentes ambientes (se puede recrear tanto un domicilio, como el interior de una ambulancia, una sala médica, la central telefónica, etcétera), equipadas con cámaras y micrófonos para que el resto de alumnos pueda visionar las simulaciones en directo desde otra sala.

También han participado actores voluntarios (entrenados previamente) para recrear situaciones como si fueran reales.

Los cursos, impartidos los días 19, 26 y 28 han sido organizados por el Observatorio del Suicidio del Servicio de Salud. Este observatorio se creó hace un año. Entre sus funciones está la de conseguir que, en Baleares, las personas que manifiesten voluntad o hayan cometido un acto suicida -y sus familiares- reciban una atención eficiente y satisfactoria en cualquier momento y con la intensidad que necesiten.