Imagen del juez Manuel Penalva, que fue apartado de la instrucción del ‘caso Cursach’. | Redacción Sucesos

55

Decenas de policías locales, la mayoría de ellos de Palma y algunos de Calvià, se han unido y han creado una asociación para denunciar las supuestas arbitrariedades cometidas por el juez Penalva, el fiscal Subirán y el Grupo de Blanqueo de la Policía Nacional durante la controvertida instrucción del ‘caso Cursach’.

El viernes, cuando se creó oficialmente la Asociación de Víctimas por Arbitrariedades Judiciales, ya eran 25 los agentes municipales que se habían asociado, pero otros muchos ya han contactado con sus compañeros para formar parte de este colectivo, que en poco tiempo podría aglutinar a un centenar de policías, según estimaciones de este grupo. La asociación contará con el asesoramiento jurídico de conocidos abogados palmesanos, que serán los encargados de interponer las querellas o denuncias. Tendrán una página web que se prevé muy activa, en la que irán informando de las novedades judiciales.

Afiliados

La nueva organización, cuyo origen fue el Movimiento 27N, no estará constituida, sin embargo, exclusivamente por policías locales imputados en el ‘caso Cursach’. También se podrán afiliar aquellos investigados o perjudicados que consideren que se han vulnerado sus derechos constitucionales durante la instrucción del sumario, uno de los más largos que se recuerdan en la historia judicial española. La razón del nacimiento de esta asociación son las «abominables irregularidades» -en palabras de los fundadores- que supuestamente han cometido Manuel Penalva, Miguel Ángel Subirán y los investigadores del Grupo de Blanqueo de Capitales.

Una vez constituida, el siguiente paso de la asociación será interponer querellas o denuncias contra los citados protagonistas «para que todas esas anomalías judiciales no queden sin castigo».

Es la primera vez que tantos agentes municipales de Palma y Calvià deciden ir junto a los tribunales contra un juez, un fiscal y un grupo de investigación policial. «Sabemos que es algo inédito, pero las circunstancias no nos han dejado otra opción. Hemos visto como los derechos de muchos compañeros eran pisoteados y no queremos quedarnos cruzados de brazos, conformándonos con lo que ha pasado. Es nuestra forma de decir ‘basta ya’», explicó uno de los afiliados. El juez Penalva ya fue apartado de la instrucción del ‘caso Cursach’ a raíz del escándalo de los WhatsApps que se cruzaba con la testigo protegida conocida como ‘la madame’, y que desveló en primicia Ultima Hora.

Sin embargo, los policías locales asociados consideran que sólo se trató de una maniobra judicial y que, en realidad, algunas decisiones del juez, el fiscal y Blanqueo podrían ser constitutivas de delito: «Llevarlos hasta la Justicia es nuestra prioridad», sostienen.

Socios constituyentes

Entre los 25 socios constituyentes no hay policías nacionales, pero fuentes de la nueva asociación precisaron que algunos agentes de la Jefatura ya les han hecho llegar «que simpatizaban con nuestra causa porque tienen muy claro que en estos años de instrucción hay muchas cosas que no se han hecho como debían». El colectivo tiene previsto interponer su primera denuncia en los próximos días: «Y luego llegarán muchas más».