Han acudido los escritores Agustín Laje y Nicolás Márquez y miembros de la organización ultraconservadora Hazte Oír y de 'Valores en Baleares'. | Youtube Ultima Hora

15

El portavoz de HazteOír, Javier Villamor, y el presidente de Valores en Baleares, Juan José Tenorio, presentaron este lunes una proposición no de ley ante el Parlament y el Consell para que «la ideología de género no impida la libertad» en las Islas.

La propuesta considera que introducir conceptos de carácter ideológico en la educación «adultera la finalidad misma del concepto de aprendizaje y vulnera a los progenitores a elegir el tipo de educación en valores que prefieran en los hijos».

Por este motivo, ambas organizaciones solicitan la implementación de «políticas activas que impidan la imposición y/o divulgación de la ideología de género desde las administraciones públicas, especialmente desde el área educativa y cultural».

Tenorio afirmó que en Mallorca «no hay libertad para expresar políticamente lo que piensa una parte de la sociedad» y confesó que se sienten «perseguidos sistemáticamente».

La visita del portavoz de HazteOír, Javier Villamor, y los escritores Agustín Laje y Nicolás Márquez, que este lunes por la tarde pronunciaron una conferencia en el Auditorium, no fue bien recibida en Mallorca. De hecho, la cadena HM Hoteles informó este lunes mismo de la cancelación de la conferencia, que inicialmente se iba a realizar en el hotel HM Balanguera de Palma, tras la petición realizada por la organización LGTBI Ben Amics.

Por su parte el portavoz del grupo parlamentario de Més per Mallorca, Josep Ferrà, denunció que la plataforma HazteOír es «intolerante, de extrema derecha e inquisitorial» y aseguró que viven «en la época medieval de las entidades inquisitoriales».

Desde Podemos transmitieron este lunes su apoyo a la comunidad LGTBI frente a «los ataques a los cuales es sometida de manera constante por parte de HazteOír y Valores en Baleares» que «confrontan ideológicamente a la sociedad con un tema tan normalizado como es la identidad o la opción sexual de las personas», reivindicando «la diversidad frente a la irresponsabilidad».