La bahía de Fornells, es la zona que más preocupa a los expertos debido al mal estado que presentan laspraderas de posidonia. | OBSAM

6

El Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJB) ha admitido a trámite el recurso contencioso administrativo presentado conjuntamente por la Asociación de Navegantes del Mediterráneo (ADN) y la Asociación de Clubes Náuticos de Balears contra el decreto de posidonia, aprobado el pasado 18 de julio, ha informado Gaceta Náutica.

Desde el pasado 22 de octubre, el Govern dispone de un plazo de 20 días para remitir al TSJB la documentación relativa al decreto.

Las tesis de los navegantes de recreo se basan en que el decreto se aprobó «vulnerando el procedimiento legalmente establecido y los principios de reserva de ley, jerarquía normativa, motivación y legalidad».

El sector náutico considera que el decreto es una norma que criminaliza el fondeo con ancla y no contempla medidas de protección de la posidonia frente a otras amenazas.