Un sistema pionero, disponible en Palma, previene la caída del cabello durante la quimioterapia

| Palma |

Valorar:
preload
Imagen de sistema Oncobel-Paxman, que previene la caída del cabello en los tratamientos de quimioterapia.

Imagen de sistema Oncobel-Paxman, que previene la caída del cabello en los tratamientos de quimioterapia.

19-10-2018 | Quiron Salud

La Clínica Rotger y el Hospital Quirónsalud Palmaplanas han incorporado un sistema pionero de prevención de caída del cabello durante el tratamiento de quimioterapia.

Tal y como informa la clínica en un comunicado, el sistema de enfriamiento del cuero cabelludo Oncobel-Paxman ha probado su eficacia para evitar la caída del pelo durante los tratamientos de quimioterapia. Se trata de una tecnología pionera que Clínica Rotger y Hospital Quirónsalud Palmaplanas incorporan en exclusiva a sus institutos oncológicos con el objetivo de ofrecer la alternativa más avanzada al daño estético y psicológico que produce la pérdida del cabello en el paciente oncológico.

¿Cómo funciona?

El sistema de enfriamiento del cuero cabelludo de Oncobel – Paxman funciona bajo el principio de que la reducción de la temperatura o hipotermia, supone una disminución del aporte de flujo sanguíneo a la zona de la cabeza. De forma que las células capilares sufren una menor exposición a los fármacos quimioterápicos y por lo tanto presentan menos efectos adversos.

El sistema Oncobel-Paxman ha sido recientemente certificado por la FDA, agencia del gobierno de los Estados Unidos y cuenta también con la acreditación de marcado CE, obligatorio para la comercialización de esta tecnología en la Unión Europea. Un método pionero en la prevención de la caída del cabello con los tratamientos oncológicos.

Para la aplicación del tratamiento, el paciente simplemente se coloca un gorro de silicona, equipado con sensores que controlan la temperatura y que a su vez están conectados a una unidad de enfriamiento con un líquido refrigerante que circula de forma homogénea y constante a - 4ºC. Mediante este enfriamiento antes, durante y después de la administración de los citostáticos se consiguen los dos principios que permiten prevenir la caída del cabello.

La reducción del metabolismo celular hace que las células del folículo piloso entren en fase de hibernación, de forma que prácticamente no necesitan alimento u oxígeno, reduciendo así la impregnación de citostáticos que circulan por la sangre.

Un segundo efecto beneficioso es que el enfriamiento produce una vasoconstricción de los pequeños vasos arteriales, reduciendo significativamente el flujo de sangre que llega a los folículos pilosos y consecuentemente se minimizando la llegada de sustancias tóxicas a las células encargadas del crecimiento capilar.

Eficacia ante la pérdida del cabello

Este sistema de enfriamiento del cuero cabelludo ha sido probado con éxito en diferentes centros hospitalarios, logrando desde un 32% de eficacia en la prevención de la pérdida del cabello, con los fármacos más agresivos, hasta un 87% en los tratamientos más suaves.

Mínimas molestias para el paciente

El tratamiento totalmente indoloro, ya está disponible en los Institutos Oncológicos de Clínica Rotger y Hospital Quirónsalud Palmaplanas. Los diferentes equipos de enfermería han sido específicamente formados y capacitados para la correcta colocación del dispositivo que simplemente consiste en poner al paciente un gorro de silicona 30 minutos antes de iniciar la quimioterapia y que se fija mediante una cubierta aislante de neopreno. El sistema es cómodo para el paciente ya que permite en todo momento su movilidad.

Un estímulo positivo para el paciente oncológico

Para el paciente, afrontar la enfermedad con el estímulo de que podrá mantener su propia imagen, sufriendo el mínimo daño estético y evitando la caída del cabello, supone un indudable refuerzo de la autoestima y un impulso psicológico muy positivo para superar el tratamiento oncológico y recuperarse de la enfermedad.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.