1

El Ayuntamiento de Palma ha abierto el plazo para solicitar las subvenciones para acometer mejoras en barrios vulnerables, mediante las que destinará 772.353 euros a actuaciones en Son Gotleu, Camp Redó y Verge de Lluc.

La convocatoria, a la que se pueden presentar solicitudes hasta el 26 de noviembre, incluye como novedad una línea destinada a financiar actuaciones para adecuar las zonas privadas de uso público entre bloques de edificios, para asegurar la integridad de los peatones, ha informado el consistorio en un comunicado.

Esta nueva línea de financiación permitirá adecuar las zonas privadas y subvencionará las reparaciones de las aceras y la calzada, la poda de árboles en mal estado o la reparación, modificación o la colocación de alumbrado. Se subvencionará el cien por cien de la actuación, con una cuantía máxima será de 25.000 euros por cada zona entre edificios.

Otra de las novedades es que cada barrio dispone de un punto de información donde, un día a la semana, el personal del Patronato Riba informará y ayudará a las personas que estén interesadas en solicitar ayudas.

La convocatoria mantiene la novedad incluida el año pasado que permite hacer obras en edificios que tengan una orden de ejecución abierta por disciplina urbanística o que no han pasado el Informe de Evaluación de Edificios (IEE, antigua ITE).

También permitirá la rehabilitación de elementos que afecten a la seguridad de los edificios, como por ejemplo obras de impermeabilización de las azoteas, porteros automáticos, puertas de entrada, conducciones de fecales, escaleras interiores y fachadas. En este caso, se podrán subvencionar el 90 % de las obras y la cuantía máxima será de 35.000 euros.
Otra novedad este año es la inclusión de un tercer barrio vulnerable, ya que hasta ahora las ayudas eran para Son Gotleu y Camp Redó (Corea), y esta vez se extienden a Verge de Lluc.

El reparto no es igual por barrios: Son Gotleu y Verge de Lluc podrán optar hasta el 30 % del crédito, con 231.000 euros, y Camp Redó se llevará el 40 %, unos 309.000 euros. Si la partida no se agota en alguno de los barrios y en otro es insuficiente, Cort la podrá redistribuir.

La convocatoria de 2017 se resolvió con 24 ayudas: en el Camp Redó se concedieron 15 subvenciones por 168.720 euros y en Son Gotleu 9 por 233.000 euros.