La falta de autorización impide la concertación pública del servicio de atención primaria, pero no afecta a otros servicios que desarrolla el centro Gaspar Hauser. | T. Ayuga

5

La consellera de Servicios Sociales y Cooperación, Fina Santiago, ha explicado este martes que los 84 menores autistas del servicio de atención temprana del centro Gaspar Hauser podrán ser derivados a otros siete centros autorizados.

Así se ha expresado Santiago en respuesta a una pregunta de la diputada Marta Maicas (Podemos) durante el pleno del Parlament, en la que ha aclarado que el servicio en este centro «no puede seguir funcionando porque no tiene autorización».

Esta falta de autorización impide la concertación pública del servicio de atención primaria, pero no afecta a otros servicios que desarrolla el centro Gaspar Hauser.

La consellera ha indicado que se han reunido con los padres de los niños para explicarles la situación y que hasta el día 10 de octubre podrán sopesar a qué centro quieren llevar a los menores. Se les ha dado información por escrito y podrán visitar los centros para hacer la solicitud a partir del día 10.

Uno de los principales problemas es perder la «relación terapéutica que tenían con su terapeuta» en el centro anterior, una ventaja que el Govern no puede garantizar «porque el terapeuta será otro», pero los nuevos centros están «dispuestos incluso a valorar la incorporación del terapeuta». Santiago ha insistido en que hay profesionales suficientemente cualificados para atender a este perfil en los otros siete centros, donde los padres «están contentos».