Gran afluencia de gente, en el centro de Palma. | Archivo UH

27

El centro histórico de Palma soporta 90.000 personas al día. Así se desprende de los resultados del estudio presentado este lunes por Palma XXI sobre la intensidad turística en el centro de Palma.

Este trabajo forma parte de las actividades que está llevando a cabo el Observatori de Ciutat, Palma XXI,una entidad ciudadana sin ánimo de lucro, independiente y abierta que quiere llegar a ser un observatorio de referencia sobre el pasado, presente y futuro de la ciudad de Palma.

Estos datos hacen referencia a un día cualquiera de verano y de estas casi 90.000 personas que pasan por el centro de la ciudad, 52.269 son residentes y 37.700 son turistas.

El presidente de la entidad, Jaume Garau, entiende que se trata de una cifra «muy elevada», por lo que apuesta por un decrecimiento que, en su opinión, «debe estar ligado al turismo».

Aboga por una diversificación de centros turísticos con el fin de que el centro de Palma no soporte esta presión. Según el estudio, el verano de 2025 la capacidad de carga turística debería reducirse hasta los 19.350 visitantes. Así, por el caso antiguo pasarían 75.150 personas y no 90.000 sin necesidad de desplazar a los residentes.

Durante la presentación del estudio, que el jueves se presentará en Es Baluard, también se han revelado datos de carácter inmobiliario y social. Así, se pone de manifiesto una intensificación de la actividad inmobiliaria, superior a la media de Balears, y que el 66 % de residentes cree que el centro de Palma ya ha alcanzado el límite de llegada de turistas.