detinguts pasteres FOTO BOTA | Foto:Pere Bota

8

Este viernes 35 inmigrantes han pasado a disposición judicial en Palma. Forman parte de los 46 ilegales que llegaron este jueves a Mallorca en cuatro pateras. Cuatro de ellos son menores y siete a pasado por el juzgado de Manacor.

Tras el paso por los juzgados los inmigrantes serán enviados a un centro de internamiento en la península y posteriormente se decretará su expulsión.

Las cuatro embarcaciones llegaron en la madrugada de este jueves a la Isla: tres fueron interceptadas a pocos kilómetros y la última tocó tierra en ses Salines. En total viajaban en ellas 46 inmigrantes que fueron detenidos por la Guardia Civil y que pasaron la noche en dependencias de la Policía Nacional en los primeros trámites para ser enviados a un centro de internamiento y expulsados. No ocurrirá lo mismo con los cuatro menores que iban en las embarcaciones, que serán trasladados a un centro de acogida.

El primer grupo de embarcaciones fue avistado cerca de Cabrera por el sistema Integral de Vigilancia Exterior de la Guardia Civil e interceptadas de madrugada por unidades de Salvamento Marítimo, del Servicio Martímo y del Grupo de Actividades Subacuáticas. En éstas viajaban 38 personas que fueron desembarcadas en Portopí donde recibieron atención médica y se comprobó que estaban en buen estado de salud. La cuarta embarcación sí llegó a tocar tierra y fue descubierta en la costa de ses Salines.

Noticias relacionadas

La Guardia Civil detuvo a ocho personas que habrían llegado en esta patera a lo largo de la mañana. Todas ellas fueron trasladados a la Policía Nacional en Manacor. Tras su paso a ante el juez, la mayoría de ellos serán trasladados a centros de internamiento en la Península desde donde serán repatriados.

Pateras en Mallorca

Hasta este jueves, 2018 había sido un año tranquilo en cuanto a la llegada de este tipo de embarcaciones. Apenas tres, en la línea de 2014, 2015 y 2016. La gran excepción hasta el momento fue 2017 cuando el número de barcas que llegaron a las costas de Baleares se elevó hasta 23 con un total de 267 personas. Sin embargo, en todo ese ajetreo de 2017 nunca se produjo la entrada a la vez de cuatro pateras como ocurrió este jueves.

La ruta habitual de las pateras que llegan a Baleares arranca en la costa de Dellys en Argelia y aprovocha de forma habitual momentos de buen tiempo. También de forma mayoritaria, los inmigrantes que han llegado en los últimos años a las Islas utilizando este método son de esta nacionalidad.

Otra diferencia entre este año y lo ocurrido en otras ocasiones es la relativa efectividad con la que está actuando el sistema de vigilancia que ha podido localizar a cuatro de las cinco que se han aproximado a Mallorca sin que lleguen a tocar tierra.