El rapero Josep Miquel Arenas, conocido como Valtonyc, en una imagen de archivo. | Efe

212

La Justicia belga no extraditará finalmente a Valtonyc. Josep Miquel Arenas, el rapero mallorquín condenado en España por enaltecer el terrorismo e injuriar al Rey en las letras de sus canciones podrá seguir residiendo en el país centroeuropeo al que se fugó para eludir su ingreso en prisión.

El tribunal de primera instancia de la ciudad belga de Gante ha decido rechazar la extradición a España, según han informado este lunes fuentes de la defensa, puesto que considera que sus canciones, de las que se deriva toda la causa por la que fue condenado en la Audiencia Nacional, se enmarcan en el ejercicio de la libertad de expresión.

A la salida de la vista celebrada, Valtonyc ha asegurado que «hemos venido a buscar justicia y que se aplique el código penal libre de ideologías e influencias, que es lo que ha pasado».

Su abogado, Gonzalo Boye, ha agradecido a la justicia belga que haya actuado «conforme a derecho», haciendo hincapié en que «los hechos por los que Josep fue condenado en España en Bélgica se considera que son conductas atípicas». No obstante, el letrado tiene clara la posibilidad de que el fiscal belga recurra dicha decisión pese a que «lo que ha manifestado el juez en su resolución es muy claro: es libertad de expresión y ninguna de estas frases de las canciones tenían contenido criminal».

Noticias relacionadas

«Nos han dado la razón, es un gran día», ha zanjado.

Inmediatamente después de conocerse la noticia este se ha convertido en uno de los principales temas de debate de la jornada en las redes sociales, pocas horas después de que pudiéramos ver la última entrevista realizada al joven mallorquín, en este caso en el programa de Cristina Pardo, en La Sexta.

Las reacciones han llegado también a la esfera política, como en el caso de Més o el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, también en Bélgica: