Imagen de los hierbajos que afectan a la zona de Palma. | Redacción Digital

72

Los hierbajos crecen descontrolados por las diferentes zonas de Palma, según denuncian los vecinos y el PP. Todos coinciden en la necesidad de que el Ajuntament de Palma tome medidas lo antes posible.

El presidente de la Federació d’Associacions de Veïns de Palma, Joan Forteza, señala que se trata de «un problema generalizado que se extiende por toda la ciudad» y reclama una solución, pero advierte que no se debe limitar al centro histórico. Forteza precisa que en los alcorques de los árboles crecen hierbas que alcanzan los 50-60 centímetros de altura, así como que entre los parques y las aceras también abundan los hierbajos. En este sentido, reprocha que «se hagan parques y jardines solo para inaugurarlos, pero no para el disfrute de los ciudadanos porque después no se realiza el mantenimiento correcto».

Muralla

El presidente de la Federació hace especial hincapié en las hierbas que crecen en la muralla del Baluard del Príncep y denuncia que «es una vergüenza que haya matas colgadas de nuestro patrimonio histórico». En su opinión, todo esto denota «falta de mantenimiento».

El presidente de la Federació de Veïnats de sa Ciutat de Palma, Miquel Obrador, lamenta que «las calles siguen estando igual o peor que hace un año; no hay nadie que limpie la hierba» y destaca que en el Molinar los vecinos ya han salido cuatro veces a limpiar las hierbas este año.

La portavoz del PP en Cort, Margalida Durán, advierte que «el crecimiento de hierbas en las aceras perjudica a los pavimentos, que se pueden llegar a levantar por la acción de las raíces, y limita el uso de éstas». Además, señala que en los laterales de las vías existe riesgo de plagas, e incluso, de conatos de incendio. «En muchas aceras de Palma los vecinos tienen que andar por la calzada al estar ocupada la acera por las plantas», recrimina. Durán recuerda que el PP ha llevado este problema al pleno y realizado una enmienda al presupuesto de 2018.

La presidenta de Emaya, Neus Truyol, recuerda que «desde hace un año hay una brigada que cada día limpia las hierbas de una zona, pero tiene un cierto déficit». Por ello, el objetivo es aumentar la brigada cuando sea posible. «Es una de las cosas a mejorar», reconoce, al tiempo que apunta que antes no existía esta cuadrilla. Además, explica que las lluvias y el calor hacen que la hierba crezca más rápido, así como el mal estado de las aceras. También precisa que en Palma no se utilizan herbicidas, por los riesgos sanitarios y ambientales.