Lucía Segura ha apoyado en Twitter a Aligi Molina, mientras que Antoni Noguera no se ha pronunciado. | Redacción Local

51

«Ni el alcalde ni el equipo de gobierno se plantean el cese». Esta fue la respuesta que dio el Pacte a la petición de la patronal y el PP, que exigían el cese del regidor de Igualtat, Aligi Molina, por sus palabras en Twitter sobre la venta ambulante ilegal.

El 16 de agosto el edil que milita en Podem Palma escribió en la red social que «la campaña contra el top manta es simplemente una acción racista por construir un chivo expiatorio». Lejos de pedir disculpas, como reclamaron las patronales, Molina continuó retuiteando comentarios y artículos de opinión con esta teoría.

Discrepancias

Noticias relacionadas

Aunque el Pacte apoyó este jueves al regidor de Igualtat, le costó. El jueves, los portavoces de Podem, Més y PSOE fueron incapaces de consensuar una respuesta conjunta, pese a que se habían comprometido. Por la mañana tampoco quisieron posicionarse y se limitaron a enumerar las actuaciones que ha llevado a cabo el tripartito en favor del pequeño comercio. Este periódico tuvo que insistir mucho para obtener una respuesta concreta sobre el cese de Molina.