0

La portavoz del grupo municipal popular Marga Durán ha exigido este miércoles al alcalde de Palma, Antoni Noguera, el «cese inmediato» el concejal de Igualdad y Derechos Cívicos, Aligi Molina tras «insultar a los comerciantes de Palma».

Después de que Molina dijera que los comerciantes son «racistas» por exigir el fin de la venta ambulante ilegal en Palma, Durán ha dicho comprender «el hartazgo de las patronales, que este miércoles se han unido para pedir que Molina deje su cargo».

La reacción de Molina ante la petición de los comerciantes de mayor contundencia de Cort frente al descontrol de la venta ambulante ilegal, ha motivado el rechazo de las patronales y la solicitud de que deje el cargo, por lo que Durán cree «ineludible» la salida de Molina del equipo de gobierno.

«Noguera no puede seguir desaparecido, esquivando su responsabilidad, como viene haciendo las últimas tres semanas», ha dicho Durán.

La edil también se ha preguntado por la opinión de la socialista Joana Maria Adrover, responsable del área de Comercio, «que ya debería haber desautorizado los ataques de Molina contra los comerciantes, pero que ha optado por callar».

Por su parte, el regidor popular Javier Bonet ha respaldado la petición de las patronales del comercio «que llevan demasiado tiempo padeciendo la indiferencia, cuando no los ataques, de regidores como Aurora Jhardi o Aligi Mollina».

Para Bonet, la proliferación de la venta ambulante en Palma «es un hecho grave, especialmente cuando se produce con la 'vista gorda' del propio Ayuntamiento» y ha recordado que «mientras los comerciantes pagan sus impuestos, generan empleo y revitalizan la ciudad, el 'top manta' favorece las mafias, genera una competencia absolutamente desleal y permite la venta de productos sin ningún control de origen ni calidad».

El PP defenderá en el pleno de septiembre una nueva propuesta para erradicar la venta ambulante ilegal y respaldar al comercio de proximidad y a los consumidores frente a los efectos nocivos derivados de su proliferación.