La mano de obra extranjera en el sector agrícola está bastante estancada. Lejos queda la imagen de los numerosos temporeros que acudían a trabajar en el campo balear, como los que aparecen en esta imagen de archivo. | Redacción Local

21

Balears es un destino atractivo para los trabajadores extranjeros que dejan su tierra en busca de nuevas oportunidades económicas. Así lo indican los datos de afiliación de extranjeros a la Seguridad Social que en las Islas se sitúan en 119.242 personas en el mes de julio, lo que supone un 7,7 % más que en el mismo mes del año anterior.

«Los datos son muy positivos, porque seguimos generando ocupación, y llevamos tres años recuperando mano de obra extranjera», afirmó este martes el director general d’Ocupació i Economia, Llorenç Pou, que recordó que la crisis económica hizo que muchos extranjeros optaran por buscar un empleo fuera de las Islas.

Pou destaca que «un dato relevante, a tener muy en cuenta, es el elevado número de extranjeros que trabajan como autónomos, 22.408 en julio, lo que supone que ellos mismos están creando ocupación».

Según los datos publicados este martes por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, por regímenes, la mayoría de los ocupados se encuadran en el general con 96.408 trabajadores afiliados, seguido del autónomo (22.408), el sector hogar (4.879), el sector agrario (1.487) y el régimen especial del mar (426).

Procedencia

Por países, el mayor número de afiliados extranjeros procede de Italia (15.290), seguido de Alemania (11.765), Reino Unido (8.741) y Rumania (8.458). Las cifras confirman los datos provisionales del padrón de habitantes, que muestran que la marcha de extranjeros (alemanes y británicos) se ha ralentizado por la llegada de italianos, que son los que ahora ocupan más empleos.

Pou insiste en que la afiliación de extranjeros es «todavía mayor» entre los que proceden de la Unión Europea (49.042), que entre los trabajadores extracomunitarios (47.366).

El pasado mes de julio estaban afiliados en las Islas trabajadores de 27 países de la Unión Europea y de 10 países no europeos.

Como curiosidad cabe destacar que hay 39.633 afiliados a la Seguridad Social española que proceden de Marruecos y 3.001 llegados de China.

Por otra parte, el director general reconoce que la hostelería es uno de los sectores de actividad que continúa ofreciendo más puestos de trabajo a los extranjeros (44.047 afiliaciones en el régimen general y 4.470 como trabajadores autónomos), aunque también se están generando puestos de trabajo en actividades administrativas, comercio, sanidad y en educación.

Pou apostilla que «las cifras son muy elevadas» y confirman la tendencia a la alza en la creación de ocupación en todos los sectores. «El mercado laboral está inmerso en un gran dinamismo», dijo Pou y añadió que los datos de julio reflejan la consolidación del mercado laboral, con 70.000 empleados más que antes de la crisis.

En julio había 579.762 afiliados a la Seguridad Social, un 3 % más que hace un año, de los que 119.242 proceden de países europeos. Las Islas encadenan 52 meses con incrementos interanuales de la ocupación.