El Instituto Nacional de Estadística (INE) incide en el hecho que los ingresos derivados de la actividad turística son los que han propiciado una evolución tan positiva del Producto Interior Bruto de Balears en la última década. | Julián Aguirre

17

La recuperación de la economía española ha sido liderada en los últimos diez años por Baleares, que cerró 2017 con un incremento del 10 % del Producto Interior Bruto (PIB) respecto al que tenía en 2008, según dio a conocer ayer el diario económico Expansión con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el informe se detalla que Baleares logró en 2016 su máximo histórico de crecimiento y la principal causa que pone de manifiesto el INE para explicar el repunte de la economía balear se centra en el turismo. «Los ingresos derivados de esta actividad han sido uno de los principales motores de la economía de las Islas, que cerró 2017 con un PIB nominal un 10 % superior al que tenía en 2008, lo que supone el mayor incremento en el comparativo con el resto de autonomías», indica el INE. Así, si en 2008, el PIB regional balear alcanzó los 27.193 millones, en 2017 la cifra llegó a los 29.910 millones de euros.
CES y Fundació Impulsa

La valoración que realizaron este viernes el presidente del Consejo Económico y Social (CES) de Balears y el director de la Fundació Impulsa Balears, Carles Manera y Antoni Riera, respectivamente, fue coincidente a la hora de analizar la evolución positiva de la economía balear en este período. «Los datos de crecimiento del PIB han sido espectaculares en los últimos cuatro años por la fuerte actividad turística. La capacidad de resiliencia de la economía balear por su especialización económica, es lo que justifica esta evolución», explica el presidente del CES, Carles Manera. El catedrático de Economía Aplicada y director de impulsa, Antoni Riera, incide en que «la recuperación de la economía balear ha sido muy superior a la de otras comunidades autónomas por tener basado su modelo económico en el sector servicios». Ambos economistas, pese a destacar esta coyuntura positiva del PIB balear, también inciden en un hecho clave para el futuro de las Islas, como es el comportamiento de la renta per cápita.