Guerra interna en la cúpula de la OCB por el control de la organización

| |

Valorar:
Visto 1796 veces
preload
Josep de Luis (en primer término, en el centro) junto a destacados miembros de la Obra Cultural.

Josep de Luis (en primer término, en el centro) junto a destacados miembros de la Obra Cultural.

15-02-2018 | Joan Torres

La guerra interna ha estallado en el seno de la dirección de la Obra Cultural Balear. Un grupo de directivos está disconforme con la gestión del presidente Josep de Luis y de su tesorero, Jaume Fiol, situación que ha producido diversos movimientos en los últimos días.
Hace medio año, el abogado De Luis fue elegido presidente de la entidad en sustitución de Jaume Mateu. Decidió darle un nuevo estilo de gestión y de funcionamiento a la histórica OCB. Nombró a Fiol, procedente de la empresa privada, nuevo tesorero y comenzaron a aplicarse criterios modernos de funcionamiento.

No se renovaron los contratos a tres empleados «para conseguir una optimización del funcionamiento», afirman fuentes próximas al presidente. A ello hay que añadir que esta situación financiera de la OCB no es boyante y cuenta en la actualidad con muy pocos recursos.

En paralelo, un segmento de directivos y activistas de la Obra comenzó a organizarse en corriente interna y a través de un grupo en la red.

Fuentes de este grupo critican el «excesivo personalismo en la gestión del actual presidente. Creemos que la OCB necesita un cambio de rumbo». Otro miembro de esta corriente no esconde que «lo ideal sería que se convocasen nuevas elecciones». Pero esta posibilidad no se contempla por parte de los sectores de apoyo a Josep de Luis, ya que «las anteriores se celebraron hace poco tiempo».

Otro de los aspectos de la fricción es la pugna que se produjo desde prácticamente la entrada en funcionamiento de la nueva dirección sobre quién y cómo debía ejercerse el cargo de coordinador de la entidad. Este puesto lo desempeña en la actualidad Tomeu Martí con el apoyo de Josep de Luis. Uno de los componentes de la corriente crítica que no forma parte de la directiva aspiraría a este puesto.

Según fuentes próximas a la dirección de la OCB, las dos directivas más críticas con la gestión de De Luis serían la vicepresidenta, Cati Eva Canyelles, y la secretaria, Pepi González, que desearían un funcionamiento de la organización «más abierto». Las fricciones se remontarían a varios meses atrás.

Con el paso del tiempo, las tensiones se han hecho cada vez mayores. Todo indica que la ofensiva contra De Luis puede ir en aumento.

La OCB ha desarrollado estos meses diferentes acciones en apoyo de los presos catalanes, incluido el ‘sopar groc’ que tuvo lugar en Campanet, con gran éxito de participación.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 3

CanBum
Hace 4 meses

Y si cerráis el chiringuito y os vais a Cataluña y TODOS CONTENTOS?!!!!!

Valoración:10menosmas

rapiter
Hace 4 meses

vos podeu mudar a sa vostra estimada Catalunya

Valoración:9menosmas

rully
Hace 4 meses

Yo también quiero.... Por lo menos no os mentiré, quiero ser presidente de cualquier asociación con dotación económica, para vivir del cuento.

Valoración:30menosmas

La secta
Hace 4 meses

No se explica que la ley permita la existencia de sectas como la ocb, que además ni es cultural ni es Balear, lo único que hacen es obrar en su propio beneficio y apoyar a los golpistas catalanes.

Valoración:32menosmas

Arnau Sorell
Hace 4 meses

S, "empresa" menos rentable de tota balears. No sebem que fan en sos dobbers. Poca feina ( I casi tota per la generalitat) I molt de gasto. #zeroSubvencionsxOCB

Valoración:28menosmas

miguel
Hace 4 meses

A ello hay que añadir que esta situación financiera de la OCB no es boyante y cuenta en la actualidad con muy pocos recursos...Se ve que la Generalitat no esta tan generosa y mas con tantos meses habiendo estado controlada por hacienda

Valoración:36menosmas

toni
Hace 4 meses

Guerra por el control de la sopa boba, la pela es la pela.

Valoración:42menosmas

Ruina
Hace 4 meses

Quizás cuando sean otra vez una "obra cultural" y dejen de lado la política tendrán más afiliados y la cosa irá mejor. Pero claro, apoyando movimientos políticos que como "balear" no le corresponden, no cumplen su función inicial. Y no digamos ya de apoyar personas que se han pasado la constitución por el forro. Por cierto, políticos que son ahora presos comunes. La OCB se busca ella la ruína.

Valoración:46menosmas

Janjan
Hace 4 meses

El sillon es lo importante y no las ideologias que defienden. Arengar a la gente para asegurarse el sillon. Al final son todos lo mismo: chupopteros en busca de sueldos de nuestros bolsillos para no hacer nada. Independientemwnte de lo que defiendan. La historia lo demuestra.

Valoración:38menosmas

Tomeu
Hace 4 meses

Tiene mas simpatizantes mi perrita en mi barrio. Que estos cuatro perdedores y no por eso pido subvenciones..

Valoración:37menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 3